Novalife » Recetas

ESCAPA DE LOS LOCALES PARA GUIRIS

Comer bien y a buen precio en plena Gran Vía de Madrid es posible

Luces de Navidad, compras y un ambiente que no encontrarás en otra época. Madrid se convierte durante estas fechas en un plan imprescindible. Si se te echa encima la hora de comer o de cenar, te encantará conocer esta lista de restaurantes por la zona de la Gran Vía que escapan por completo del concepto guiri: platos deliciosos de verdad y a un precio más que razonable.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

¿Qué valoras cuando planificas un viaje? El clima, la monumentalidad, las compras, el ocio cultural… Y cada vez somos más quienes atamos un plan gastronómico que, a ser posible, nos desvíe lo mínimo de nuestra ruta turística.

Cuando el destino elegido es Madrid, la falta de planificación puede conducirte irremediablemente a un montón de locales con cartas en inglés, pinchos recalentados y vino peleón. Este tipo de lugares abunda en la zona centro y, pese a la bajísima calidad del producto que ofrece y a que te deja casi con el mismo apetito que llevabas, sus precios encajan mejor con el bolsillo de un sueco que con el tuyo.

Por eso, a veces es necesario llevar una lista de restaurantes de casa. Si nos dejas que te aconsejemos, estas opciones te convencerán por su precio, por su originalidad y por el lugar en que se ubican.

EL GATO CANALLA

No es el típico restaurante al que accederías por casualidad. No te toparás con su carta en un caballete en mitad de la calle ni entrarás porque un camarero te persiga con un taco de flyers, y eso que su localización no puede ser más céntrica… Está situado en la calle Silva que, para que os hagáis una idea si no conocéis bien la zona, se encuentra con la Gran Vía casi a la altura del teatro que acoge el famoso musical del Rey León.

El restaurante pertenece al hotel Índigo y comparte entrada con él. Unas escaleras te llevarán a este espacio, de aspecto moderno pero acogedor, donde los platos parecen ir a juego de la decoración. Si puedes elegir, pide una mesa junto a la cristalera.

Mesas junto a la cristalera | El Gato Canalla

Si no tienes muy claro con qué plato quedarte, merece la pena decantarte por el menú. Precio más que razonable para la degustación de aperitivo, entrante, dos platos y un postre muy bien pensados. La combinación de sabores, la calidad del producto y el gusto con que se nos presentan son para nota.

Difícil decantarse por uno solo... | El Gato Canalla

Sus croquetas tienen esa textura ideal, que irrumpe en boca con todo el sabor del boletus y un agradable gusto a salmorejo. La codorniz escabechada se respira en cada bocado del entrante, con aroma intenso y el acompañamiento idóneo.

Buenísima la codorniz escabechada | El Gato canalla

Daría a probar su tartar al típico amigo indeciso, que se resiste al pescado crudo sin haberlo probado: si esa es su toma de contacto, repetirá seguro. Una placentera experiencia con magret de pato hosting a la altura y un final dulce.

Parece bastante probable que te pille de paso en la visita que hagas a la capital. Y, si ya vives en Madrid, puedes planteártelo como una deliciosa parada entre tiendas y luces de Navidad.

LOBBY MARKET

De lo mejorcito que encontrarás en plena Gran Vía madrileña. Un local amplio, decorado con gusto y una atención impecable… Pero lo mejor de esta experiencia es lo que llega sobre los platos. Su apuesta arriesgada y atinada por el sabor consigue transformar raciones comunes en platazos.

El restaurante | Lobby Market

En nada se parecen sus langostinos tigre tempurizados al típico plato de gambas cocidas con un poco de sal. Su salsa kimuchi deja un leve y agradable sabor picante en la boca. No dejarás que se lleven el plato sin mojar un último trocito de pan.

La sencillez del plato de burrata se convierte en su mayor virtud. Su agradable gusto ahumado perdura durante varios minutos sobre la mesa, y la breve capa de tomate casero le concede el punto de dulzor exacto.

Magnífica su burrata | Lobby Market

Mucho más intenso y no menos acertado es su rissoto, con trompeta de los muertos y rebozuelos: de esos bocados que se disfrutan en el paladar, pero también en la nariz. De una textura suave, poco pegajosa y muy digerible.

Si te vas a decantar por algo de pescado, prueba el tartar de atún de Barbate con huevas de trucha. Una buena ocasión para reconciliarte con el wassabi: no encontrarás ningún parecido entre su salsa y lo que te sirven para acompañar las bandejas de sushi del supermercado.

Su lasaña no es ni de atún ni de carne picada: es de carrilleras de ternera, y podemos garantizarte que notarás la diferencia. El sabor del bocado es delicioso. Es uno de estos platos que acompañas con pan por muy lleno que estés.

Lasaña de carrilleras | Lobby Market

Una buena forma de acabar, sobre todo si estás lleno pero no puedes resistirte al dulce, es el ganache de chocolate blanco con fruta de la pasión un mango. Una combinación ideal de gusto y textura que te acabarás prácticamente sin darte cuenta.

SURYA

Este indio es el lugar perfecto para entrar a cenar y no salir en unas cuantas horas. Platos llenos de color, sabores potentes y postres originales y deliciosos para comenzar la noche en la planta principal. Y un segundo espacio, en la planta de abajo, para alargar la sobremesa: aquí puedes tomarte una copa tranquilamente, sin necesidad de escuchar a todo volumen a Juan Magán o Maluma, sin conversar a gritos ni pelearte por un espacio en la barra.

Si coincide que pasas por allí a mediodía, el restaurante dispone de un menú diario por 10 euros, bebida y postre incluidos. En nuestra última visita pudimos comprobar que varios de los clientes eran habituales de este horario, y no nos extraña: el precio es más que razonable para la zona, pero además es incuestionable la amabilidad y preocupación del personal.

Color y sabor conviven en sus platos | Surya

Sea cual sea el momento elegido para conocer Surya, te recomendamos que pruebes alguno (o varios) de sus curries. Si te atreves con el picante, pide un Tikka Massala al estilo indio y acompáñalo de pollo o cordero. Para un primer acercamiento, más comedido, el Makhani seguro que no te decepciona.

Muy interesantes son sus opciones vegetarianas y veganas, incluso aunque no lo seas. Puedes decantarte por el curry de espinacas y acompañarlo de unas verduras, pero también existen muchas otras posibilidades donde la legumbre y las especias desempeñan un apetecible papel protagonista. Todas ellas aparecen perfectamente descritas en su carta.

Deliciosas opciones vegetarianas | Surya

De sus deliciosos postres nos quedamos con el Kulfi, un helado típico de Bombay elaborado con leche condensada, pistacho y cardamomo: ¡irresistible! Si estás demasiado lleno para elegirlo, decídete por un Lassi rosa, mucho más digestivo. Pero hagas lo que hagas… ¡no pases del postre!

Publicidad