Cocinar una tortilla francesa es un plato muy rico que además salva muchas situaciones en las que las ideas sobre qué cocinar no nos vienen a la cabeza, o no quedan muchos ingredientes en la nevera, no hay mucho tiempo para cocinar, o simplemente no te apetece hacer algo elaborado y que requiera un esfuerzo extra. Sin embargo, no todo el mundo tiene la clave para que quede perfecta. Hay ciertos detalles para ello, y nosotros te los mostramos.

Además de su sencillez, la tortilla francesa es un plato muy rico y que puedes adornar con ingredientes que le den un toque distinto de sabor: queso, cebolla, champiñones… En definitiva, hacer una tortilla francesa es más fácil que freír un huevo.

Esta última frase la decimos y escuchamos en constantes ocasiones. Pero la realidad es que hacer un huevo frito no es tan sencillo: además de que cocinar con aceite muy caliente, las burbujas del huevo que explotan pueden quemarnos y es muy fácil que para alguien con poca experiencia en la cocina, el resultado tras freír un huevo sea nefasto.

Todo es cuestión de práctica, por eso es normal que las primeras veces no sepamos cómo cocinarla para que quede en el punto exacto que te gusta: el huevo más hecho, menos hecho, más seca, o más esponjosa. En este tutorial te damos el truco para que la tortilla francesa te quede sorprendentemente rica. Basta un sencillo gesto para que descubras la tortilla más rica, sabrosa y esponjosa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Cómo descongelar alimentos al instante sin utilizar el microondas