Novalife » Recetas

NO PODRÁS RESISTIRTE

Cinco saludables y sabrosas alternativas a las patatas fritas, paso a paso

No hace falta estar a dieta para comer sano. Y como no hay excusa alguna que valga, te traemos las cinco alternativas saludables y deliciosas a las patatas fritas para que disfrutes de igual manera.

¡Descubre sus alternativas!

GTRES ¡Descubre sus alternativas!

Publicidad

Nos vuelven locas y son la razón por la que siempre acabamos posponiendo el régimen una semana más. Para los más pequeños y para los más mayores, deliciosas y crujientes, están buenísimas pero no son irremplazables. Y es que, las patatas fritas siempre son el acompañamiento perfecto para cualquier plato, pero no es la receta más adecuada para nuestro organismo.

Eso no quiere decir que no te puedas dar un caprichito de vez en cuando, pero lo cierto es que comer sano y rico está al alcance de tu mano y depende de ti. Por eso, te proponemos cinco alternativas a las patatas fritas de lo más fáciles y sabrosas:

1. Palitos de aguacate crujiente al horno. Tampoco es plan de que renuncies a lo frito a la primera de cambio. Primero, pela el aguacate y córtalo en rodajas y, a continuación, rebózalo en harina, huevos y migas de pan. Déjalo horneando durante unos 15 o 20 minutos y ¡listo!

2. Zanahorias fritas horneadas. Aún no conocías la mejor versión de la zanahoria. Y es que, se convertirá en el mejor deleite para tu paladar. Córtala en tiras finas y largas. Mezcla los palitos en parmesano rayado hasta que estén completamente cubiertos y, posteriormente, échales sal y pimienta. Hornéalos 15-20 minutos y ya tienes el aperitivo perfecto con el que complementar el hummus.

3. Chips de frutas. De plátano, manzana... ideales para acompañar el almuerzo o la merienda. Sea cual sea la fruta por la que te decantes, córtala en láminas muy finas y uniformes. Mete los trocitos en el horno y déjalos reposar durante unos 20 minutos para que se deshidraten y queden crujientes.

4. Calabacín frito. Lo verde siempre asusta, pero te prometemos una receta muy apetecible: sigue los mismos pasos que con el aguacate y una vez estén rebosados en huevo, harina y pan rallado y añádele un poco de parmesano a la mezcla. Hornéalo también 15-20 minutos y al ataque.

5. Espárragos 'crunchy'. Vete a freír espárragos, sí señor. Sigue paso a paso las mismas instrucciones que con el calabacín frito y en 10 minutos tendrás tus espárragos crujientes listos para saborear.

Seguro que te interesa...

Trucos caseros para acabar con el olor del sudor

Publicidad