Novalife » Recetas

No tienen azúcares

¿Unas chuches que no engordan?

Caramelos blandos pensados para pecar de una manera un poco menos culpable...

¿Caramelos que no engordan?

Pxhere ¿Caramelos que no engordan?

Publicidad

El aburrimiento y los alimentos prohibidos tienen mucho que ver en el fracaso de numerosas dietas. Es de cajón: si te dicen que no puedes comer chocolate,

te van a entrar unas ganas irremediables de zamparte una tableta entera. Por suerte para todas aquellas personas golosas y ansiosas, acaban de lanzar un

nuevo y revolucionario producto al mercado: unas gominolas que te ayudan a mantener la línea, según aseguran los que las comercializan.

Estos caramelos blandos llamados Skinny Sweets no contienen azúcares, son cien por cien naturales y ofrecen diferentes propiedades, según su fabricante: resultan menos calóricas al tener menos azúcares, reducen la ansiedad y mejoran el sistema digestivo. Cuentan con tres sabores diferentes, cada uno dirigido a cumplir con uno de esos objetivos, y han sido elaborados por la doctora Sara Segovia, experta en nutricosmética y en complementos alimenticios, y su marca Thin Kit.

Por un lado, tenemos la versión Bye Fat, con sabor a manzana y efecto termogénico (reduce las grasas y acelera el metabolismo) gracias al fruto garcinia cambodia. Por otro, está el Skinny Sweets bautizado como Hi Wellness, con sabor a naranja y compuesto por prebióticos y probióticos, mano de santo para regular nuestro tránsito intestinal. Y por último, el Bye Hunger, con sabor a yogur y con un trío ganador –L Triptófano, magnesio y vitamina B6- que ayuda a reducir la ansiedad por la comida.

La fórmula Skinny Sweets puede encontrase en la web de Drink6 by Nutrimedic, especializados en planes détox a domicilio. Aconsejan tomar una gominola de cada tipo dos veces al día. ¿El mejor momento? Media hora antes del desayuno y de la comida. Se trata de un producto sin contraindicaciones, libre de gluten, azúcares y alcohol, por lo que también pueden tomarlo celíacos y diabéticos. Es bastante evidente que no van a ayudarnos a perder peso pero, para los que no pueden vivir sin chuches, quizá sea una manera de tomar menos azúcar.

Publicidad