Novalife » Recetas

Cocina recetas sencillas y compra con cabeza

Así debes organizar tu nevera tras la vuelta de vacaciones

Estas son las claves para las primeras comidas tras tu regreso del verano. No te vuelvas loco.

Así debes rellenar tu frigorífico tras el verano.

Flickr Así debes rellenar tu frigorífico tras el verano.

Publicidad

Termina agosto y, con él, las vacaciones para muchos. Tras el periodo de relax, toca volver a la rutina y, cómo no, enfrentarnos a una vieja conocida: la nevera vacía, en la que pueden haber sobrevivido, como mucho, medio limón, un yogur y un pepino. Es posible que enfrentarte al reto de llenarla de nuevo te pueda provocar más de un quebradero de cabeza. Nosotros nos hemos cogido el carrito de compra y hemos acudido a Lola Market, marketplace de alimentación y productos frescos líder en Madrid, para preguntarles por consejitos que nos hagan más llevadera la vuelta de las vacaciones, reduciendo el estrés que supone llegar a casa y encontrarse con la nevera sin reservas.

Una joven compra en el supermercado | Getty Images

Piensa en una receta sencilla. Puedes aprovechar el viaje de vuelta para ir pensando en lo que puedes comer los primeros días. La idea es tener pensada alguna receta facilona que no requiera alimentos frescos. Puedes acudir a congelados, latas, pasta o arroz. Dentro de lo posible, lo recomendable es buscar las alternativas más saludables.

Aprovecha lo que quede 'vivo'. Ojo, no hablamos de los animalillos que pueden haber surgido en el frigorífico durante su ausencia, sino de meter en las primeras recetas que elabores todo aquel producto que pueda haber sobrevivido y que esté a punto de caducar. Hablamos de hortalizas, huevos o cualquier otra cosa que aún sea aprovechable.

No hace falta tener siempre la nevera a rebosar | Cocinatis

Planifica bien la compra y aprovecha para llenar la nevera. Urgencia máxima: reponer los alimentos básicos como el pan, la leche, el aceite, los huevos… Lo prioritario es establecer un menú variado y saludable para la primera semana, apuntando los ingredientes necesarios para cada receta. Lo mejor es parar un momento para ver qué tenemos en la despensa y qué es lo que nos hará falta comprar.

Combina la compra de básicos con alimentos frescos y naturales. Esto nos ayudará a cumplir un objetivo esencial: retomar una dieta sana y equilibrada tras la vuelta del verano. Lo ideal será establecer la base de nuestra alimentación con ingredientes frescos y de temporada. Apunta lo que se lleva en septiembre: alcachofas, berenjenas, calabacines, zanahorias, judías verdes...

¿No tienes tiempo? Haz la compra 'online'. Septiembre puede venir con una lista de 'cosas que hacer' más larga que la nómina de fallecidos de 'Juego de Tronos'.

La primera compra de la vuelta de vacaciones suele ser voluminosa y pesada. Para evitar colas, cargar o tener que pasar unas cuantas horas en un supermercado, lo mejor es echar mano de la lista que hemos elaborado y hacer la compra desde el sofá.

Publicidad