Hay cosas que no debes decir

Hay cosas que no debes decir

¿Qué hago si sé que mi amiga sufre violencia de género?

Solemos pensar que a nosotras nunca nos va a tocar, ni a nuestras amigas, pero y si detectáramos que en nuestra cuadrilla una de nostras está protagonizando una situación de violencia, ¿sabrías cómo debes reaccionar?

Amigas
Amigas | iStock
María Torre (@arseroticas) | Madrid
| 21/01/2019

El primer paso es la detección

Hay actitudes que nos pueden indicar que nuestra amiga está dentro de una relación en la que se están dando situaciones de maltrato ya sea físico, psicológico o conductual. No debemos olvidar que la violencia no solo se ejerce a través de los golpes, hay muchas formas de oprimir a una persona que no siempre son visibles a simple vista. Susana Ivorra, psicóloga, sexóloga y terapeuta de pareja afirma que “cuando conocemos bien a nuestra amiga es fácil detectar cambios en sus rutinas, en su manera de vivir”. “Algunos cambios pueden ser el aislamiento progresivo. No lo habitual del inicio de una relación sino que va más allá. Quizá vaya con su pareja a todos lados o prefiera no ir si no es con ella. No necesariamente tiene que haber un cambio en su manera de vestir pero su conducta suele ser distinta, como si por miedo al conflicto con su pareja haya abandonado áreas de su vida personal o las haya limitado muchísimo”.

También podemos prestar atención a si hace algún comentario del tipo “a mi pareja no le gusta que haga o vaya con determinadas personas”. Otra de las acciones con las que nos podemos encontrar es el control del móvil, de las conversaciones que mantiene y el chantaje emocional. Cuando pensamos en chantaje emocional solemos escuchar la frase “es que lo pasa muy mal si hago esto o aquello” y todo esto “va haciendo que tu amiga deje de ser ella misma por agradar o no entrar en conflicto con su pareja” afirma la psicóloga.

“El control del dinero es otro tema importante cuando se convive. Si hay una desigualdad económica entre ambos, su pareja puede utilizar el dinero para que ella tenga menos vida social o dependa de ella” puntualiza.

¿Qué hago si sé que mi amiga sufre violencia de género?

Una vez que hemos visto que nuestra amiga no es la de antes y que es posible que se encuentre en una relación de maltrato, ¿cómo podemos actuar? “Sí ha tenido otras parejas sanas se puede hablar de algunas conductas que tenían lugar entonces y ahora no. Sin entrar en comparación entre personas, sino entre conductas” aconseja Ivorra. Sin embargo, hay veces que intentar hablar del tema sutilmente no funciona, entonces “habladlo de forma más directa” es una buena opción, pero cuidado “sin atacar a la pareja sino a la dinámica que han establecido” matiza.

Recreación de una agresión machista. | Archivo

Cuando queremos ayudar a una de las nuestras muchas veces nos puede la rabia de saber que se encuentra en una situación así y las formas que adoptamos no son las más correctas. Hay que tener cuidado con el lenguaje y la forma de expresarnos, incluso corporalmente para que nuestra amiga no se sienta atacada.

¿Qué es lo que debemos decirle?

“Que decida lo que decida la apoyas pero que solo el trabajo interior de su pareja puede cambiar la dinámica en la relación”. Hay que remarcar que “no hay nada que ella pueda hacer para ayudar a su pareja a dejar de tener comportamientos violentos (física o verbalmente o conductualmente)” nos aclara Susana Ivorra. Podemos incluso recomendarles materiales e informarles de “que existen terapias para personas que tienen problemas de este tipo, para que su pareja sepa relacionarse de manera más sana y positiva”. “Pero si su pareja no hace auto crítica y desea cambiar, nada puede hacer ella” señala.

Lo que nunca debemos decirle

“Jamás debemos culpabilizarla o decirle cosas como Tú le permites esto, qué has hecho tú para que diga/haga eso. Nada justifica el comportamiento de control o violencia. Incluso ante la provocación tenemos opción de marcharnos y no quedarnos hasta explotar y hacer o decir cosas que no debemos” precisa Ivorra.

Ante todo fortaleza

Una vez que la relación ha sido superada o está empezando a serlo nuestro papel es el de apoyo constante. Puede que ella nunca nos llame, ni proponga planes, pero nosotras debemos estar y apoyarla. Tras superar una situación así muchas veces sale en ella el sentimiento de culpa, y debemos reafirmarnos en que ninguna mujer que ha estado o está en una situación de este tipo tiene la culpa.

Trabajar de forma constante y expresando nuestro apoyo sin juicios es la mejor manera de ayudar a esa persona.

Los mas vistos

Hogarmania

Errores decorativos al renovar tu hogar

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.