¡Acaba con ello!

¡Acaba con ello!

5 formas de detectar a una amiga tóxica

Nadie se libra de coleccionar de vez en cuando una amiga tóxica. Sí, de esas que son letales, pero que delante de cualquier público parecen inofensivas y hasta en ocasiones, encantadoras. No es fácil detectarlo en un periodo corto de tiempo, dado que la toxicidad se manifiesta a medida que compartís intimidad, confesiones y tiempo juntas. Se gana tu confianza y dinamita la relación desde dentro.

Amigas
Amigas | iStock

Doctora Glas (@DoctoraGlas) | Madrid | 06/07/2018

Por si todavía estás con dudas o no te has enterado, te desvelamos cinco señales de que esta tipa te está fuertemente envenenando…

1. Utiliza la culpa para controlarte y manipularte. Una amiga tóxica es experta en pisotear tu autoestima y con ello, te paraliza, te hace pequeñita, te llena de inseguridades… Se llena la boca con comentarios que te desprecian, rara vez se alegra ante tus éxitos y nunca te pone en valor. Vamos, que una mierda a tu lado es hasta menos mierda según ella… Esta actitud únicamente denota que necesita machacarte para creerse mejor que tú. Posiblemente sea incluso una forma de disimular sus propios problemas de autoestima, pues pese a que presume de ser una mujer fuerte y competente, colecciona una caja llena de inseguridades, miedos y traumas sin resolver. Proyecta sobre ti. Tienes más luz que ella y en lugar de sentirse afortunada por tenerte como amiga, lo que hace es sabotearte.

2. Solo te apoya si recibe algo a cambio. Es interesada. Está para ti solo cuando a ella le conviene y en algunos casos hasta te utiliza para conseguir lo que quiere a través del chantaje emocional o el victimismo. Para ella eres su amiga hasta que consiga sus propósitos, después no cuenta contigo. Es sumamente desconsiderada y cruel. Por mucho tiempo que inviertas en ella cuando te necesita, jamás recibirás tú lo mismo. Al principio no te darás cuenta, pero con el paso del tiempo te reconocerás en un círculo vicioso: ella llama tu atención, te despierta sentimientos de compasión y de pena, tú acudes en su ayuda, una vez que ella ha conseguido lo que quiere, te volverá a dejar en la estacada. De este modo expresa que ni te quiere ni te respeta.

3. Autoritarismo y agresividad verbal. Estas son sus herramientas para infligir sobre ti temor, debilidad e inseguridad. Es su forma de hacerse respetar. Cuando no le das la razón responde de malas formas, no da oportunidad para réplica o se despacha a gusto subiendo el tono de voz. Estas actitudes provocan en ti una sensación de continuo agotamiento, provocando en muchas ocasiones un conflicto latente…

Amigas hablando | iStock

4. Es adicta a los chismorreos. Sobre ti, por supuesto. Difunde rumores sobre tu vida de forma constante con el objetivo de ensuciar tu imagen o crear una idea de ti a los demás que no corresponde con la realidad. Se inventa anécdotas. Exagera acontecimientos. Te acusa de hacer cosas que no haces. Lo hace con el objetivo de dejarte en ridículo y levantar sospechas sobre tu persona. También empleará esta actitud para separarte de otra gente. Es criticona, toda una vieja del visillo en versión 2.0. Le molan las triangulaciones y enumerar los defectos y meteduras de pata de los demás con todo lujo de detalles.

5. No tiene empatía. Por tanto, no esperes que los remordimientos le coman cada vez que te hace daño. Al contrario, disfrutará ante tu malestar, viéndote cómo te arrastra hacia la peor versión de ti misma…

Por muchos límites que pongas, por asertiva que seas, es difícil ser inmune a este tipo de personas, especialmente cuando tienen acceso a tu vida privada como es el caso de una amiga. El consejo es firme: ¡aléjate! Con una amiga tóxica podrás construir un culebrón, pero jamás una amistad bonita, infinita y verdadera.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.