Novalife » Mujeres al poder

IGUALDAD EN LA SOCIEDAD

Blazer masculina: Por qué es símbolo de feminismo y cómo reivindica contra la sociedad patriarcal

¿Puede una simple prenda transmitir un mensaje tan importante como es la lucha de la mujer contra los cánones de belleza?

Mujer con blazer

Envato Mujer con blazer

Publicidad

La blazer masculina, de lo más femenino que hay

La chaqueta de hombre traducida al cuerpo de mujer significó el principio de una revolución; tras siglos de túnicas largas que impedían andar, con estructuras de hierro que complicaban y hacían absurdas las caderas, y que limitaban totalmente la capacidad de movimiento, creando una estructura artificial y ficticia en el que se convertía el cuerpo de una mujer en lo más alejado a la naturaleza.

Lo natural estaba mal visto, había que convertirlo en algo prácticamente inexistente, miriñaques, corsés, enaguas… Absurdas composiciones para deformar y convertir el cuerpo de la mujer a través de la maximización del pecho, de los corsés surgían unos globos antinaturales que hablaban de tentación sexual y muñequizaban a las mujeres intentando esclavizar y sexualizar el cuerpo femenino para el disfrute del hombre.

En otras épocas ocurría todo lo contrario, se negaba la feminidad y la función del corsé era aplanar el pecho para que pareciera inexistente, intentando de esta manera espiritualizar y negar el cuerpo femenino como algo vulgar y obsceno.

Las mujeres siempre han sabido buscar atajos. Como era imposible que los hombres sufrieran las vejaciones que llevaba consigo nacer en un cuerpo de mujer y vestir según los cánones de belleza imperantes, no le queda otro remedio a la mujer que observar que hacía poderosa la figura de la vestimenta de un hombre. Es en este momento donde la mujer descubre que la chaqueta que viene de las guerreras militares, hablan de poder, de libertad y de responsabilidad propia.

Mujer con traje
Mujer con traje | Envato

Los trajes femeninos se transformaron poco a poco en la lucha de la mujer contra la sociedad patriarcal

Las primeras chaquetas femeninas conviven con faldas muy recargadas y es poco a poco, a través del tiempo, y en especial de la lucha de la mujer contra la sociedad patriarcal, como va transformando estos atuendos complicados, para hacerlos cada vez más fáciles, sencillos y ponibles.

¿Qué reivindica con esto la mujer? Que necesita moverse deprisa, que tiene piernas que le ayudan a trasladarse de un sitio a otro, que tiene un papel activo en la sociedad y no puede ejecutarlo si está perpetuamente asfixiada por un corsé o impedir el movimiento natural del cuerpo por llevar cinco capas de ropa en la falda.

La mujer llevaba un peso físico y un peso emocional en la ropa. El mensaje subliminal de “no te muevas de tu sitio, tu función es ser ama de casa y mujer objeto”.

Por ello, es tan importante la utilización física y emocional que hace la mujer de la chaqueta “masculina”, adaptada a su cuerpo como símbolo de liberación. Al ponerse una mujer una blazer está diciendo: “soy fuerte y soy capaz”.

Vamos un paso más allá, somos capaces de vestir sin adaptar la blazer masculina al cuerpo de la mujer: sobre un vestido de fiesta, un traje ajustado o una camiseta blanca dotando a la blazer de una enorme feminidad. Este es uno de los muchos triunfos de la inteligencia emocional de la mujer, sabiendo hacer suyo y mejorando cualquier estilo y situación.

Por tanto, no es tanto la ropa lo que confiere atractivo o poder, sino el mensaje que hay detrás de cada prenda. En este caso, la blazer representa la lucha de la mujer contra el patriarcado, y no hay nada más sexy que una mujer poderosa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Seis micromaltratos que estás aguantando sin darte cuenta

Publicidad