La seguridad del bebé, lo primero

La seguridad del bebé, lo primero

Razones por las que no te conviene parir en casa

Seguramente hayas leído algo sobre el tema en los últimos meses: gente a favor, gente en contra, opiniones enfrentadas y tú, que estás embarazada, sin saber muy bien qué pensar.

Embarazada
Embarazada | iStock

Lucía Martín (@Luciamartin) | Madrid | 10/01/2019

Nos gustaría aportarte claridad sobre este tema porque está claro que genera sentimientos y opiniones muy enfrentadas: por un lado, te apetecería tener a tu hijo en un entorno más natural, no tan medicalizado como puede ser una clínica o un hospital pero por otro es primordial que el bebé venga al mundo con todas las garantías de seguridad. ¿Es posible tenerlas cuando se pare en casa?

“Es importante que la mujer decida qué tipo de parto quiere tener y dónde y por ello hay que ofrecer todos los datos para poder tomar la decisión de forma libre e informada. El parto en casa puede ser una opción en la que se obtengan mejores resultados maternos con menor intervencionismo que en el hospital, un aspecto sin duda mejorable de la asistencia hospitalaria, pero en caso de precisar una actuación de emergencia en las condiciones actuales, puede acarrear riesgos añadidos, sobre todo para el recién nacido (mayor mortalidad y complicaciones neurológicas) especialmente en el caso de países como el nuestro donde el parto en casa no está integrado en el sistema sanitario público”, explica el pediatra José Ramón Fernández.

Y es que hay países donde el parto en casa sí está integrado en el sistema de salud público, como es el caso de Reino Unido y de Holanda. En 2014, se publicó en el Reino Unido una guía NICE (las guías NICE establecen recomendaciones sobre buenas prácticas en el sistema nacional de salud británico teniendo en cuenta también aspectos económicos) en la que se recomienda ofrecer a las embarazadas de bajo riesgo, la opción de parir en casa con asistencia de matrona, en lugar del hospital o casas de partos con matronas adyacentes a los mismos. En esta guía se determina que en los partos en casa hay menos intervencionismo médico, menos episiotomías, menos cesáreas y además son más baratos que parir en el hospital, sin que ello aumente el riesgo de mortalidad o complicaciones tanto en la madre como en el recién nacido.

“Sin embargo, esta guía tiene “letra pequeña” que también hay que conocer y por tanto comunicar a la gestante. Por ejemplo, casi la mitad de las embarazadas primerizas (primíparas) que decidían dar a luz en casa eran finalmente trasladadas al hospital por problemas durante el desarrollo del parto y que en estos casos se multiplicaba por casi 3 veces el riesgo de muerte o complicaciones graves en el recién nacido”, aclara el médico.

Embarazada | iStock

En Holanda también se han realizado estudios en los que se encuentran resultados similares a los del Reino Unido. “Sin embargo, algo muy importante a la hora de interpretar los resultados de estos y de otros estudios es la capacidad de extrapolar o generalizar sus resultados a países como España, con una organización de su sistema sanitario que no tiene por qué ser la misma que en Holanda o Reino Unido. Reino Unido y Holanda tienen integrado en sus respectivos sistemas de salud la atención al parto en casa, de forma que antes de producirse el parto hay una planificación previa para poder afrontar una eventual complicación y realizar un traslado lo más rápido posible al hospital. Las matronas además, tienen una formación muy específica para atender partos en casa. Y en España, no es el caso”, añade.

En nuestro país apenas existen estudios que comparen los resultados de los partos en casa con los partos en hospital, por lo que saber si nuestros resultados se parecerán a los de Holanda o a los de Estados Unidos es complicado. “Los partos en casa que se realizan en España se realizan de forma privada, por lo que la organización y la previsión de sistemas como el de Reino Unido u Holanda no es posible actualmente, aunque quizás en un futuro pueda serlo si se disponen los medios necesarios para ello (formación específica de matronas y sistemas de transporte de emergencia, material de reanimación adecuado in situ, protocolos de derivación y comunicación con hospital receptor...)”, explica Fernández.

¿Qué situaciones contraindican de entrada parir en casa? La Asociación Americana de Ginecología y Obstetricia señala 3 situaciones en las que se contraindica de entrada el parto en casa: “Haber tenido una cesárea anterior, presentaciones del feto anómalas (como podálica o nalgas) y los partos múltiples. Un estudio reciente realizado en Estados Unidos ha propuesto añadir 2 contraindicaciones más: ser primípara y alcanzar una edad gestacional mayor o igual a 41 semanas, pues se ha encontrado que incrementa sustancialmente el riesgo de mortalidad neonatal”, finaliza el experto.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.