Picoteo

Picoteo

¿Qué snacks saludables puedes dar a tu hijo entre horas?

Hay vida más allá de los gusanitos: está claro que te gustaría que el enano/a picase entre horas legumbres, por ejemplo, pero sin caer en los garbanzos, hay otras opciones de picoteo muy rica y también, muy sanas.

Niña merendando
Niña merendando | iStock
Lucía Martín
  Madrid | 07/06/2019

Fin de semana, cinco de la tarde, un calor que achicharra fuera. Estáis en casa, viendo una película de dibujos animados y los más pequeños te piden un picoteo: helados, chucherías, gusanitos, ¡palomitas! Claro que de vez en cuando se pueden dar un capricho, pero no puedes caer en estos ofrecimientos todos los fines de semana, ¿verdad?

¿Qué ofrecerles entonces de picoteo sin que arruguen el morro y te lo dejen en el plato? Pues ahí van algunas ideas originales, ricas, frescas y saludables:

- Crudités acompañando algún queso para untar o un hummus: palitos de zanahoria, pepino, trocitos de col… Así, a palo seco, no apasionan a todo el mundo pero para untar en algún queso en crema son una maravilla y a los niños les encanta.

- Bolas de queso mozarella con tomatitos cherry: estas brochetas son de lo más fácil de elaborar y bien frescas ahora que llegar el calor. Un poquito de sal por encima, chorrito de Aove y orégano si quieres, y ya verás cómo se las meriendan.

- Fruta: ¿qué hay más sano que la fruta? En trocitos, en brochetas… abusa de sandía, melón, piña, manzana, uvas, plátano.. lo que tengas en casa. Si quieres, también puedes añadir la deshidratada, que es lo más similar a la chuches que vas a encontrar.

- Bocaditos de melón y jamón: si quieres añadir un toque salado a esa fruta, combina el melón con jamón, en pequeños taquitos. Ya verás qué delicia.

Niño comiendo palitos de zanahoria | iStock

- Frutos secos: son sanísimos aunque tengan mala prensa por su aporte calórico. Nueces, almendras, avellanas, pistachos… son un plus de energía, así que conviene siempre tener en casa. Ojo: no es aconsejable ofrecérselos a los niños más pequeños, por problemas de atragantamiento. Así que déjalos para los más mayores.

- Hummus: antes hablábamos de los garbanzos que no a todos los niños les gustan. Pero una forma divertida de comerlos es en forma de hummus (que combina muy bien con los palitos de zanahoria que decíamos más arriba). Sírvelo frío, con un hilo de Aove por encima, y a disfrutar del picoteo.

- Tostaditas de aguacate y huevo duro: tuestas el pan, le pones aguacate por encima y lo acompañas de un trozo de huevo duro. Delicioso y sano.

- Algún zumo: casero, evidentemente. ¿Has probado a mezclar aguacate (los más maduros) con naranja. Prueba y verás qué delicia.

- Otra posibilidad es enrollar las lonchas de jamón york poniendo en su interior queso para untar. Fácil de comer y también muy rico.

- Huevos rellenos: los cueces, les pones en su interior atún y un poquito de mayonesa y a los críos les encantará.

Los mas vistos

Hogarmania

Salón comedor moderno con muebles de palés

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.