¡Olvídate de tonterías y no te asustes! Los piojos son comúnmente habituales entre los niños a causa de su proximidad con otros niños y su forma de juego, que suele pasar por juntar cabezas, y contagiarse estos microscópicos y complicados bichos. A día de hoy existen numerosos productos y remedios caseros específicos para tratar este tipo de plagas, pero no todos funcionan igual y no todos son apropiados para todas las etapas del contagio. Desde la OCU recomiendan revisar bien los productos a adquirir y tener presente aquellos que ofrecen determinados componentes infalibles.

¿Qué son los piojos?

Los piojos son los parásitos adultos, que hay que distinguir de las liendres o huevos. Los piojos son blanco-grisáceos de unos 2-3 mm de tamaño. Las liendres, en cambio, son pequeñas capsulillas blanquecinas ovaladas, que se romperán a los 8 días aproximadamente para dejar salir a las ninfas. Fuera de su medio habitual, la cabeza, los piojos no suele durar más de 48 horas.

¿Por qué tiene mi hijo piojos si yo le lavo el pelo bien?

Los piojos son tremendamente frecuentes. Da igual el nivel socioeconómico, la limpieza... No te agobies. Los piojos son más frecuentes en el curso escolar. Sin embargo, en ocasiones, con el verano y las piscinas también puedes tener “visita” en la cabeza de tu hijo.

La trasmisión es por contacto directo. Aún los piojos no han aprendido ni a saltar ni a volar. Van de cabeza a cabeza. Con respecto a peines, toallas, horquillas o gomas no está claro si pueden contribuir a la transmisión. Mejor que lleves cuidado.

¿Qué le notaremos al niño?

Picor, mucho picor en la cabeza. También podemos ver heridas por el rascado.

¿Cómo sé si tiene piojos?

Hay que buscarlos, repasando pelo por pelo. Si usas una lendrera, aumentan las posibilidades de pillarlos. A veces no es fácil diferenciar las liendres de caspa o restos en el pelo. ¿Diferencia? Las primeras se pegan y son difíciles de separar.

Liendres no siempre es igual a infección activa, ya que pueden persistir después del tratamiento, sobre todo las más separadas del cuero cabelludo.

¿Qué hacemos con el tratamiento?

Si no quieres usar químicos con tus hijos, éstas son opciones naturales, sobre las que la OCU no garantiza su efectividad, no existen estudios experimentales que los avalen:

Usando una lendrera | iStock

1. Usar lendrera con el pelo mojado. Necesitarás mucha paciencia. Mínimo 15-30 minutos cada 3-4 días durante semanas. Al menos hasta 2 semanas después de encontrar el último piojo adulto.

2. Raparle el pelo al cero. ¡Qué pena! ¿Es realmente necesario?

3. Los peines con una batería que genera una corriente eléctrica no han demostrado su eficacia o usar altos volúmenes de aire caliente en el cuero cabelludo durante 30 minutos tampoco ha demostrado nada a día de hoy.

Además, desde la OCU sugieren que si el pelo está infectado y se percibe la presencia de piojos, no liendres o huevas, la mejor solución es la aplicación de productos antipiojos con permetrina. Esta solución, para nada natural está testada y asegura una correcta eliminación de los piojos.

Si te van más los tratamientos clásicos o químicos:

1. Permetrina: se pone con el pelo seco y se deja unos 10 minutos que haga efecto. Actualmente existen champús y lociones con permetrina, y productos para utilizar a partir de los dos años de edad de los niños. Además, en este caso es preferible optar por aquellas opciones que más tiempo permanecen en el cabello, garantizando con mayor claridad la eliminación del mismo. Existen productos con menor toxicidad que otros, pero aún así pueden irritar la piel durante unos minutos. Además, una vez transcurrido el tiempo de aplicación, es importante enjaguarse el cabello con agua.

Otro consejo es no utilizar este producto de forma discriminada, es importante ser riguroso, esperar una semana aproximadamente para ver si ha hecho efecto, y si la plaga era abundante, repetir el tratamiento para evitar resistencias. Además no lo quites directamente con un baño o ducha, mejor en el lavabo. Usa agua templada mejor que caliente. A la semana casi siempre habrá que repetir el tratamiento.

2. Tratamientos con siliconas: existen nuevas fórmulas cuyos resultados son satisfactorios, que ayudan a elimiar los piojos. Son fórmulas basadas en siliconas (como dimeticona o ciclometicona) que ahogan al piojo después de impregnarlo. Suelen venderse en forma de loción y son mas favorables a no producir resistencias, presentan menos reacciones adversas y ninguna toxicidad. A la contra de ellos, es su precio, más elevado que los productos a base de permetrina.

Anota las cosas que NO hay que usar:

Nada de aceite o mantequilla, no han demostrado efectividad. Tampoco gasolina o queroseno, que además son muy inflamables. El vinagre o el aceite del árbol del té tampoco han demostrado ser eficaces.

¿Qué hacemos con el cole?

Los piojos no están recogidos en las causas de exclusión escolar. Suelen llevar tiempo en la cabeza antes de que te des cuenta.

¿Tenemos que hacer algo en especial los demás en casa?

Pasaros la lendrera por la cabeza de todos y tratar a los que tengan piojos o liendres a menos de 1 cm del cuero cabelludo. Las sábanas y las toallas a la lavadora con agua caliente (60ºC) y secadas en la secadora. Si no puedes, las guardas en bolsas de basura cerradas 2 semanas.