Novalife » Madres desastre

BEBÉS Y ALIMENTACIÓN

Papilla de cereales, ¿es la mejor opción para tu bebé cuando empieza a comer sólido?

Una de las primeras cosas que tradicionalmente se le empiezan a dar a los bebés al introducir la alimentación complementaria son los cereales. Habrás visto en la farmacia o en el súper esas cajas de cereales que pone bien grande “sin azúcar añadido”. ¿Es lo mejor que podemos ofrecerle a los bebés? ¿Tenemos otras opciones?

Bebé

iStock Bebé

Publicidad

Vale, partimos de la base que los cereales son un grupo de alimentos necesarios en nuestra alimentación y, por tanto, en la de nuestros hijos. Son alimentos que les van a aportar hidratos de carbono, al igual que otros alimentos en la dieta saludable que pretendemos que sigan a lo largo del día.

Pero, ¿es necesario comenzar a los 6 meses a dar esos cereales en formato de papilla?

Pues bueno, necesario, necesario no. Los bebés deben comenzar a comer a partir de los 6 meses distintos alimentos, entre ellos los cereales, pero no necesariamente en formato papilla.

Los cereales para bebés clásicos en polvito suelen ser cereales hidrolizados. ¿Qué significa que estén hidrolizados? Los hidratos de carbono pueden ser más o menos complejos. El almidón, que es la molécula más grande o compleja, se parte o se hidroliza en trocitos más pequeños. Al partir esta cadena más grande, lo que obtenemos son hidratos de carbono más sencillos como la sacarosa, es decir, azúcar. No te han engañado, no le han añadido azúcar, pero en el proceso industrial de hidrólisis sí que se libera azúcar. Es por esto que, según las diferentes marcas, el contenido de azúcar de estos cereales puede suponer una quinta a una tercera parte del total. Vamos, nada recomendable para comenzar una alimentación saludable.

¿Pasa algo si se los das o se los estás dando ya desde hace tiempo? ¡Obviamente NO! Serás una madre maravillosa. Pero igual es un buen momento para hacer un cambio, leer etiquetas y optar por alternativas más saludables. Le estarás haciendo un gran favor a tu bebé.

Papilla de cereales | iStock

¿Todos los cereales de bebé son iguales?

No. Si tú prefieres darle cereales en papilla o biberón, tienes opciones más saludables. Busca cereales (cada vez hay más marcas que tienen) en los que indique que son de grano entero. Esto quiere decir que el cereal no se hidroliza y no aparece este azúcar libre en el proceso. Además, suelen ser cereales integrales que llevan todas las partes del cereal y son mucho más recomendables para tu hijo, con un mayor contenido en fibra.

¿Y si no quieres dar cereales industriales? ¿Qué alternativas tienes?

Pues realmente seguro que te pones a pensar y conoces muchísimos cereales no industriales que puedes ofrecer poco a poco a tu bebé. Tenemos el trigo, la cebada, el centeno, el arroz, la avena, el maíz, el mijo, la espelta u otros tantos de los que igual ni has oído hablar. A partir de los 6 meses le puedes dar cualquiera de ellos. ¿Cómo los consumís en casa? Pues también los puedes ofrecer a tu bebé.

¿Cómo le podemos dar cereales de una forma más saludable y más parecido a nuestra alimentación? Piensa en alimentos que tengan trigo: los principales, pan o pasta. El pan no tiene mucho misterio, le das que lo chupe y lo mordisquee poco a poco. Si es pan de otro cereal, también lo podrá tomar sin problemas. La pasta cocida la puedes meter en su puré del mediodía en caso de que coma triturado. Si, en cambio, has decidido optar por alimentarlo con trocitos, los macarrones son una buena opción, tienen el tamaño perfecto para coger y que sobresalga de su mano para ir chupándolo.

Sigue pensando. Arroz: cocido y al puré del mediodía o un poco más cocido y en bolitas para que lo pueda coger, como las bolitas de sushi. Avena: la puedes poner a remojo y hacer uno de esos porridge que están tan de moda, al igual que harinas de otros cereales.

Eso sí, intenta que todos los cereales que coma tu hijo, en un formato o en otro, sean integrales. Están igual de buenos, se pueden ofrecer desde el inicio, no te cuesta nada hacer el cambio y es mucho más beneficioso para toda la familia.

Publicidad