Se avecinan viajes

Se avecinan viajes

Niños y mareos en el coche: ¿se pueden evitar?

Con la llegada de las vacaciones, es probable que estés planeando un viaje, quizás en coche. ¿Tu hijo se marea? ¿Hay algo que puedas hacer para que vuestro viaje no acabe en desastre? Intentemos desvelar algunos trucos.

La cinetosis es el nombre técnico con el que conocemos cuando alguien se marea en movimiento, tanto si es en coche, barco o avión. En muchas ocasiones, el problema no es sólo los mareos, sino también aparecen molestias gastrointestinales, sudoración cambios de coloro o palidez. Por todo esto, a veces a los niños (bueno, y a los mayores también) les duele la cabeza, la barriga o vomitan. No es ninguna enfermedad en sí.

Los mareos relacionados con el movimiento son más frecuentes en niños. Desde los 2 años hasta la adolescencia la incidencia va aumentando, luego ya la cosa mejora. Hay personas a las que les ocurre en un trayecto corto en el coche sin mucho movimiento ni curvas y otras que necesitan un trayecto en barco con mucha marejada para que se mareen. ¿Otros factores que influyen?

1. Los movimientos de baja frecuencia.

2. La posición del cuerpo. Por eso tumbados nos mareamos menos.

3. Factores hormonales, como el embarazo, hace que nos mareemos más.

4. El haber comido o bebido previamente.

5. Enfermedades que afectan a los órganos implicados. Problemas visuales o la migraña pueden facilitar el que nos mareemos en medios de locomoción.

¿Por qué ocurre?

Nuestro cerebro recibe muchas señales que utiliza para estimar el movimiento y la orientación espacial de nuestra cabeza. Cuando nos movemos en un medio de locomoción, se genera una señal con la que nuestro cerebro estima la posición de la cabeza y el cuerpo. Si todas las señales coinciden, todo irá bien. Si no, mareo al canto.

Lo importante: ¿se puede prevenir o tratar? Como siempre, mejor prevenir que curar. Una vez que comenzamos con el mareo, es más complicado parar el cuadro. ¿En esos casos? Ten siempre prepara una bolsa o un cubito y poco más.

Carretera con curvas | iStock

¿Trucos prácticos que podemos aplicar?

1. Que el niño mire al horizonte.

2. Intenta evitar que lea libros o vea pantallas dentro del coche.

3. Para nosotros: una conducción suave y sin volantazos ayudará.

4. En los aviones es mejor sentarse en asientos sobre las alas. En el coche, mejor en los asientos delanteros (siempre sin olvidar la importancia de la seguridad vial y los sistemas de retención, puede que por la edad no esté permitido). Para los trenes y autobuses mejor ir en la plata de abajo, primeras filas y en el sentido de la marcha. En barcos mejor en el sentido contra las olas, lejos de la zona de oscilación, cerca de la superficie del agua.

¿Hay alguna medicación que podamos usar si ya sabemos que con todo esto la cosa va mal? Sí, sí que hay medicinas hay para controlar los mareos. Ten en cuenta que hay que darlas un poco antes de comenzar el viaje. Hay distintas opciones, pero siempre es importante que consultes previamente con tu pediatra o farmacéutico, que te recomienden cuál es el mejor para tu hijo. Debes saber que algunos de ellos dan sueño, otros no están autorizados en menores de 12 años, así que es importante informarse bien.

Puedes no querer darle medicación y optar por algo más natural, ¿tenemos opciones que realmente funcionen? Vamos a hacer un repaso, para que no te engañen.

1. Buscando, buscando, lo primero que puedes encontrar es la opción de la terapia física. Se fundamentaría en que los movimientos repetidos de la cabeza y las señales visuales asociadas podrían disminuir la sensibilidad a los mareos en movimiento para aquellos individuos especialmente predispuestos. He revisado y no hay ningún estudio que demuestre su efectividad real ni cómo se hace este supuesto "entrenamiento".

2. Raíz de jengibre, acupuntura o el uso de imanes son terapias alternativas de los que se han realizado diferentes estudios, algunos con resultados a favor y otros en contra. ¿Por qué puede “funcionar” esto, si no tiene ningún sentido? Pues por algo que se conoce como efecto placebo, que se ha demostrado que sí que influye mucho en los mareos en movimiento. Si tú te tomas algo para el mareo previamente y crees que de verdad te va a funcionar, seguro que irá bien.

Aquí tienes toda la información y todas las opciones. Tuya es la decisión de si hacer algo o preparar un buen cubo por si acaso.

Pediatra2punto0
  Madrid | 17/04/2019

Los mas vistos

Hogarmania

Salón nórdico en blanco y verde con decoración navideña

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.