Termina el verano y los tres meses de vacaciones para los pequeños de la casa. El regreso a la rutina es inminente y con ella, la organización y los preparativos. Es la vuelta al cole. Algunos niños lo viven con emoción, otros no tanta, y de igual manera le sucede a los padres, pues la vuelta al colegio puede llegar a ser un suplicio, sobre todo económicamente. Sin embargo, no hay por qué agobiarse: en este vídeo te damos las claves que recomienda la OCU para comenzar el curso con buen pie, ahorrando lo máximo posible.

Llega esa época del año: los niños tienen que ir acostumbrándose a acostarse más temprano, a pesar de que los días siguen siendo largos, madrugar, organizar las actividades extra escolares de cada día de la semana, compaginar el horario de los niños con el trabajo… Y mentalizarse del gran gasto.

Además si en la familia hay más de un hijo, el gasto se multiplica y la organización se vuelve más compleja. Aunque todo tiene sus ventajas: los hermanos pequeños pueden heredar lo de los mayores, hay descuentos según la cantidad de miembros que haya en la familia… Pero la vuelta al cole no deja de ser un trabajo más al que enfrentarse cuando termina el verano.

La lista de tareas y de compra es larga. Según un informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el gasto escolar medio por niño en España casi alcanza los 2.000 euros. Aunque esta cifra varía según el tipo de centro (público, privado o concertado) y de grado escolar, es un gasto alto al que hay que enfrentarse para la educación de los pequeños de la casa y que para muchas familias supone una complicación en su presupuesto.

Por ello es muy importante reducir pagos en la medida de lo posible. La OCU insiste en que es posible ahorrar y no arruinarse, sin dejar de conseguir productos de calidad y a buen precio. En el vídeo te mostramos varios consejos que no dudarás en seguir.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Los mejores trucos para mejorar la atención de los niños

Tabla de tareas que puede hacer un niño según su edad

Estos son los alimentos con los que más se atraganta tu hijo