Novalife » Madres desastre

Abusa de la hidratación

¿Tu hijo tiene dermatitis atópica? ¡Pues toma nota de estos consejos!

¿Estás desesperada porque tu hijo no para de tener eccema o quejarse de picor cada dos por tres? Te vamos a dar unos pequeños consejos para llevar la enfermedad de la mejor forma posible.

Niño con dermatitis

iStock Niño con dermatitis

Publicidad

1. Conoce la enfermedad de tu hijo. Recuerda que lo fundamental es la prevención. La dermatitis atópica es una enfermedad crónica con brotes. Aunque no podemos evitar al 100% que tenga brotes, cuanto más cuides su piel, menos brotes o menos intensos serán.

2. ¿Baño o ducha? Da igual, pero que sean cortos. Evita que el agua esté excesivamente caliente. Usa geles especiales. Los niños con dermatitis atópica tienen la barrera de la piel alterada, por lo que hay que llevar mucho cuidado con la higiene y evitar jabones con detergente (por mucho que ponga que son jabones para bebé). Busca en la farmacia o la parafarmacia aquellos productos etiquetados como syndet, que no dañen la barrera cutánea. Los aceites de baño también pueden ser una opción.

3. Seca la piel con cuidado. Puede parecerte una tontería. Pero no es lo mismo secar con pequeños toquecitos que frotar la toalla contra la piel. Lo segundo puede dañar e irritar zonas afectadas.

4. Mantén las uñas bien cortitas y limpias. Así, en caso de picor, las lesiones por rascado serán menores y prevendrás que se infecten.

5. La hidratación de la piel debe ser un must en casa cada día. La crema hidratante la tenéis que usar “como si no costase”, es decir, mucha cantidad y a diario, incluso varias veces al día si es necesario. Obviamente alguna hidratante especial para dermatitis atópica que sea muy cubriente. Si la ponéis con la piel aún húmeda mejor que mejor. La hidratante no la podemos usar cuando el niño esté con un brote, porque le puede picar aún más. Hay que usarla preventiva, antes de que vengan las “madresmías”.

Bebé con dermatitis | iStock

6. Evita suavizantes y productos químicos para la limpieza de la ropa. En la dermatitis atópica cualquier irritante puede influir. Mejor un doble aclarado para eliminar totalmente los restos de detergentes.

7. Ojo a la ropa, parecen pequeñas cosas sin importancia, pero todo suma. Evita fibras sintéticas y lanas con mucho pelo que puede irritar la piel.

8. Las temperaturas extremas no le van a venir nada bien a tu hijo. Abrigar a los niños en exceso puede ser contraproducente. Tú piensas que los haces para que no se enfríen y, al final, acaban sudando y el sudor empeora todo, con más picor y lesiones en la piel. El frio intenso tampoco le vendrá bien. Ya sabes, en el punto medio está la virtud.

9. ¿Sol en verano? Como en cualquier niño, evita la exposición solar directa. Ya sabes que la exposición solar es acumulativa a lo largo de toda la vida y las quemaduras solares son un problema tanto para niños con dermatitis atópica como para niños con piel sana. Es importante, como en cualquier persona, usar fotoprotector. Pero para los niños con dermatitis atópica debéis usar alguno especial para este tipo de piel que lleve pocos químicos.

10. Cuidado con los irritantes externos, como el cloro de las piscinas. Existen cremas barrera que se pueden poner previamente para evitar brotes. Cuando el niño salga de la piscina, es importante un baño con agua y sus productos especiales.

11. ¿Qué hacemos con los alimentos? La dermatitis atópica no es una alergia, así que no debes evitar ningún alimento en particular. Si tu hijo, además de su dermatitis atópica, tiene una alergia alimentaria eso es otra cosa. Tendrás que consultar con vuestro pediatra o alergólogo en esos casos especiales.

12. Ten siempre en el botiquín de casa medicación por si aparece un brote. El antihistamínico para el control del picor y el corticoide en crema o pomada para controlar el brote nunca deben faltar. No temas a la medicación, correctamente usada no supone ningún problema. Hay mucha gente que tiene miedo a usar corticoides. No seas de esas. El corticoide usado cuando se debe y al principio del brote hace que éste se controle más fácilmente.

Bueno, estos pequeños consejos no son infalibles pero, por lo menos, harán vuestro día a día más llevadero.

Publicidad