Novalife » Madres desastre

SALUD Y PIEL

¿Tu hijo tiene dermatitis atópica? Esto es lo que debes hacer para evitar los brotes

La dermatitis atópica es un problema de la piel crónico y recurrente bastante frecuente en los niños.

Dermatitis atópica

iStock Dermatitis atópica

Publicidad

Hasta un 10% de los niños la sufren en mayor o menor media. Son niños en los que vamos a ver zonas de piel enrojecida e inflamada, con bastante picor y piel seca. Es importante que como familia tengáis presente la recurrencia del problema y que va a brotes. ¿Por qué? Primero, por no desesperaos y saber que cada cierto tiempo puede tener esos brotes y, segundo, porque al ser algo crónico requiere unos cuidados especiales para intentar evitar o espaciar esos brotes.

No es una enfermedad grave, pero si no se cuida la piel de manera adecuada puede afectar a la calidad de vida de los niños por el picor.

¿Hay alguna edad a la que sea más frecuente la dermatitis atópica?

Es algo mucho más frecuente en bebés que suele ir remitiendo con la edad, cayendo, por suerte, al 10% de niños sobre los 7 años que persiste con este problema.

¿Qué puede desencadenar uno de esos brotes?

Pues es bueno que sepas qué los puede desencadenar para así poder evitarlos.

1. Cualquier cosa que irrite la piel puede favorecer la aparición de brotes, como el calor o la sudoración. Evita ropa de fibras sintéticas o que el niño vaya sobre abrigado.

2. La sequedad del ambiente o el uso de calefacción de aire caliente también lo puede empeorar.

3. Cuidado con los jabones con perfumes, colonias y otros productos como suavizantes que utilizamos sobre la ropa o la piel sin darle mayor importancia, pero para la piel de un niño con dermatitis atópica puede ser determinante.

Dermatitis | iStock

4. ¿Alergia a algún alimento? No es lo más habitual y suele haber una relación temporal bastante llamativa con el alimento. Dentro de que no son frecuentes, los alimentos más frecuentemente relacionados son el huevo y las proteínas de leche de vaca. Si tienes dudas sobre el tema, consulta con tu pediatra.

¿Podemos prevenir esos brotes de dermatitis atópica? ¿Cómo hacerlo?

En este problema encaja perfectamente el dicho de más vale prevenir que curar. Si sigues unos pequeños consejos podéis espaciar los brotes. ¿Cuáles son esos consejos?

1. La hidratación es uno de los pilares básicos en el cuidado de la piel de un niño con dermatitis atópica. ¿Cuánto y qué crema poner? Tienes cientos de cremas emolientes en la farmacia. Es importante que sean especiales para niños con dermatitis atópica, ya que no suelen llevar perfumes ni irritantes de le piel y, además, suelen ser cremas bastante cubrieres. En la crema no escatimes, cuanto más, mejor. Un par de veces al día mínimo, una de ellas al salir del baño con la piel aún húmeda.

2. Tampoco uses un gel del cuerpo normal. Usa jabones syndet (sin detergente) o aceites de baño. Son productos especiales que limpian sin irritar ni dañar la piel, ya que no llevan jabón ni perfumes.

3. Mejor ducha o baño corto, con agua templada, mucho mejor que el agua caliente. Parece una tontería, pero secar a toques sin frotar también es algo que ayuda a que no se irrite la piel por el frotamiento.

4. Las uñas deben estar siempre cortitas. Piensa que es habitual el picor de la piel en estos niños y si tienen las uñas largas, pueden hacerse heridas del rascado. Si a esto le sumas que las uñas pueden no estar tan limpias como sería deseable, se favorece que se pueda sobreinfectar esa lesión eccematosa que el niño tiene.

5. Ojo a los tejidos que usas. Ya hemos dicho que siempre mejor algodón y que no vayan abrigados en exceso.

6. ¿Qué hay del tema alimentos? No empieces a dar palos de ciego. Si sospechas que tu hijo pueda ser de los pocos en los que sus brotes estén relacionados con un alimento en concreto, primero consultad con vuestro pediatra.

¿Y si no llegamos a tiempo y ya ha aparecido un brote? ¿Qué puedes haber?

Aquí lo importante es comenzar con el tratamiento y, cuanto antes, mejor. Olvídate de la hidratación en el brote, la piel estará inflamada y puede picar aún más al ponerla.

No tengas miedo a los corticoides en caso de que tu hijo comience con eccemas. Bien usados, a la dosis correcta y el tiempo que te indiquen, no tienen mayor problema. Nunca olvides que, si le pica, habrá que darle antihistamínico por boca, en jarabe o comprimidos, lo que os haya dicho vuestro pediatra. Si no hay picor, no habrá rascado y menos posibilidades de complicaciones por sobreinfección.

¿Hay otros tratamientos? Sí, pero son tratamientos un poco más complejos que te indicará tu pediatra o dermatólogo si fuese necesario.

Pero si tu hijo tiene dermatitis atópica, el antihistamínico y el corticoide siempre deben estar en casa por si aparece un brote.

Publicidad