En plena etapa de playas y bañadores, expertos advierten de que el uso extendido de bañadores con redecilla puede llegar a provocar el denominado Síndrome del Torniquete. Este síndrome consiste en que una parte del cuerpo, frecuentemente el pene en el caso de los bañadores, queda atrapada en la tela provocando heridas, obstrucción del riego sanguíneo e incluso puede dar lugar a la perdida de miembros, según explica el pediatra Ludwin Hernández Fuertes en declaraciones a Antena 3 Noticias.

La moda femenina de trajes de baño se libra de este riesgo pero en cambio para el mundo masculino es otra cosa. Aunque si bien es cierto que cada vez se llevan más los bañadores con una muda debajo en vez de la clásica redecilla, aun son muchos los que siguen utilizando este tipo de prenda. Para estas, el Síndrome del Torniquete ataca de lleno, aunque afecta más a los niños pequeños que adultos.

El último caso fue el hijo de siete años de Clara. El pequeño acabó en el hospital tras un día de playa porque "se le había quedado la piel del prepucio enganchada en la rejilla del bañador", recuerda Clara. Tal fue la gravedad del asunto que hicieron falta siete médicos para retirarle los hilos del pene. También este tipo de estrangulación se puede dar en los dedos de las manos y pies, especialmente en los bebés.

Un caso famoso fue cuando a la hija de Melendi le ocurrió algo parecido. Un pelo se coló en el calcetín de su retoño y le cortó la circulación sanguínea a su niña. Por ello, es especialmente importante acudir al hospital cuando se sufra este síndrome tan singular.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Los errores más comunes a la hora de curar una herida

Cómo curar una herida, paso a paso