Novalife » Madres desastre

CORONAVIRUS Y GRUPOS DE RIESGO

Cuidado: tu hijo no debería ir al colegio si tiene alguna de estas enfermedades

Hay familias muy asustadas con la posibilidad de que los niños se contagien de COVID-19. Es lógico y normal. ¿Sabrías qué niños precisan adaptación escolar e ir menos días o ninguno al colegio?

Publicidad

Entendemos tus preocupaciones: son muchas horas las que están los niños juntos en el colegio, los menores de 6 años sin obligatoriedad en el uso de las mascarillas, los niños pequeños es muy difícil que entiendan el tema de la distancia social… Es muy complejo.

Tenemos algunas noticias positivas dentro de estos momentos tan complicados que estamos viviendo:

1. Por ahora, a pesar de que los colegios llevan ya algunas semanas en marcha, parece que los contagios no se dejan notar de manera significativa en esta segunda ola.

2. Aunque debemos ser siempre muy precavidos ya que esta infección lleva con nosotros menos de un año, por suerte, la mayoría de niños sufren esta enfermedad de manera mucho más leve que los adultos.

¿Existen niños con más posibilidades de que si se contagian del SARS-CoV-2 sufran la enfermedad de manera más severa? Sí, existen niños que sufren enfermedades que hacen que tengan más riesgo de sufrir complicaciones y una forma más grave de la infección.

¿Quiénes son estos niños pertenecientes a grupos de riesgo?

La Asociación Española de Pediatría (AEP) emitió sus recomendaciones de la vuelta al colegio para niños con enfermedades crónicas. No pienses que son problemas frecuentes, de hecho son bastante poco habituales. Te dejamos esos grupos de riesgos según los distintos órganos:

1. Con respecto a problema de corazón: Hipertensión pulmonar, problemas de corazón muy concretos con problemas en su saturación de oxígeno, niños que se han operado hace poco del corazón o que han sido o van a ser transplantado, arritmias mal controladas, insuficiencia cardíaca o enfermedad de Kawasaki con problemas importantes de corazón.

Niña enferma de cáncer | iStock

2. Niños y adolescentes que sufren enfermedades endocrinas, incluyendo los diabéticos, si están bien controlados, no tienen ningún problema.

3. Hay algunas enfermedades congénitas del metabolismo que sí que tienen mayor riesgo de descompensación asociado a las infecciones víricas, como por ejemplo la COVID-19. En el enlace de arriba puedes consultar específicamente cuáles son.

4. Niños con problemas crónicos de hígado o riñón (no en cualquier problema) o que han sido transplantados han de seguir las recomendaciones individuales de su especialista. No sólo tienen riesgo para la COVID-19 sino para otras infecciones.

5. Igual ocurre en niños con enfermedades raras. Su riesgo dependerá de otros problemas médicos asociados, así que su riesgo debe ser valorado de forma individual por sus especialistas.

6. Con respecto a los niños con cáncer, aquellos que han finalizado su tratamiento a partir de marzo 2020 no deberían acudir a la escuela, igual que niños que estén recibiendo en este momento tratamiento con quimioterapia o radioterapia. Otros niños en seguimiento podrán seguir la actividad académica con precauciones especiales.

7. Los niños con problemas de defensas con riesgo elevado son pocos casos y enfermedades muy poco habituales, que también puedes encontrar en el enlace de la AEP.

8. ¿Qué hay de los niños con problemas respiratorios? Son quizás los más frecuentes, aunque verás que también son enfermedades muy seleccionadas como, por ejemplo, niños con capacidad pulmonar reducida, que necesitan oxígeno a diario, niños que necesitan respirador, que llevan traqueotomía, transplantados de pulmón o en espera del mismo. Ojo en zonas en las que la incidencia de COVID-19 es alta, en ellas debería plantearse la educación en casa en niños con asma moderada-grave (son niños que necesitan corticoides y fármacos especiales), niños con fibrosis quística, bronquiectasias, bronquiolitis obliterante, displasia broncopulmonar o problemas respiratorios relacionados con haber nacido prematuro o enfermedad neuromusculares con problemas respiratorios.

9. En caso de problemas neurológicos, estaríamos hablando de epilepsias concretas, distrofias musculares, problemas autoinmunes, atrofia muscular o niños con determinadas formas de parálisis cerebral infantil.

10. Los niños con enfermedades reumáticas que no deben ir al cole también son los menos, sobre todo aquellos que sufren enfermedades con tratamiento que hacen que sus defensas funcionen peor.

Como ves, el listado de enfermedades puede parecer amplio, pero son enfermedades, por suerte, muy poco frecuentes en la infancia.

¿Qué debes hacer si, por desgracia, tu hijo sufre alguno de estos problemas?

Habla con su especialista. Es quien mejor conoce a tu hijo y, en función de su situación concreta, os dirá si es conveniente que vaya al colegio o no. Si considera que no debe ir o que debe disminuir los días que acuda al centro escolar, emitirá un informe. Pero los médicos no deciden cuántos días deben ir los niños con enfermedades crónicas al colegio. Será el centro, junto con los padres, quienes decidan cuántos días y cuáles acudirá el niño al centro y le hará la adaptación correspondiente para poder continuar con la educación desde casa.

Publicidad