Novalife » Madres desastre

REACCIONES ALÉRGICAS

Cuidado con dejar que tus hijos cojan higos bajo el sol: hablemos de fitofotodermatosis

Igual te parece una frase muy alarmante. Pero sigue leyendo y descubre por qué.

Cuidado con dejar que tus hijos que cojan higos bajo el sol: hablemos de fitofotodermatosis

iStock Cuidado con dejar que tus hijos que cojan higos bajo el sol: hablemos de fitofotodermatosis

Publicidad

¿Qué son las sustancias fotosensibilizantes?

Son unas sustancias que se activan por la acción de la radiación ultravioleta. Pues estas sustancias podemos encontrarlas en algunas plantas. Algunas de estas plantas no las tenemos frecuentemente a nuestro alrededor, como la bergamota; pero otras, como la higuera, el limonero o el naranjo sí que podemos encontrarlas de manera más fácil.

¿Pasa algo entonces si tocamos un limonero?

No, tranquila. Lo habitual es que no pase nada, no es tan sencillo, se tienen que sumar una serie de circunstancias, pero te lo contamos por si te ocurre.

Para que haya algún problema, los psoralenos o sustancias fotosensibilizantes deber liberarse por la planta tras un traumatismo. ¿Un traumatismo? Sí, piensa cuando arrancamos un higo de una higuera: el líquido ese blanquecino que se libera tras quebrar el tallo, ahí se liberan psoralenos. Vale, pues si este líquido entra en contacto con la piel húmeda (tras un baño o porque estemos sudando) y lo unimos a una exposición solar, la reacción está en marcha. ¿Has oído alguna vez que los higos no hay que cogerlos de día? Pues es precisamente por eso, por la posibilidad de que cojas un higo, se libere el líquido y tú estés sudando y expuesto al sol. Este problema, desde el punto de vista médico tiene un nombre muy complejo: fitofotodermatosis (Fito de plantas, foto de la luz solar y dermatosis de problema de la piel).

¿Qué le notarás a tu hijo se ha tenido este tipo de reacción?

Pues le saldrá una erupción en la piel. Esta reacción suele empezar horas tras el contacto. Como es algo que ha ocurrido por la reacción con la luz solar, sólo lo veremos en zonas fotoexpuestas y que estuviesen húmedas o sudadas. Veremos como unas estrías rojas con forma lineal y que, a veces, se entrecruzan. Aunque, la verdad, es que casi cualquier forma es posible, todo depende de cómo y dónde tuviese lugar el contacto. Sobre estas líneas rojizas es posible que aparezcan ampollas, que se van a secar en unos días. Otra característica de este problema es el picor que ocasiona en la piel tan intenso. Cuando las ampollas se sequen, van a quedar unas manchas marronáceas durante semanas.

Ojo que hay un tipo de dermatitis de esta misma “familia”, que se conoce como dermatitis de los prados. Cóctel perfecto: Niño recién salido de la piscina que, tras un baño veraniego y que está expuesto al sol, se pone a descansar sobre la hierba directamente, sin toalla.

Higuera
Higuera | iStock

Si aprecias esto en tu hijo, ¿qué deber hacer?

Pues obviamente, como no eres médico, deberás pedir cita con su pediatra.

Los médicos no suelen necesitar hacerle ninguna prueba a tu hijo, ya que el diagnóstico se hace viendo la lesión y estando ojo avizor al antecedente de que haya tocado una planta o haya estado sobre el césped recién salido de la piscina. Es verdad que, a veces, no es sencillo diferenciar este problema de otras dermatitis, pero para eso están los médicos.

¿Qué puedes hacer tú en casa o qué tratamiento le indicarán?

Pues ya has visto que uno de los principales síntomas es que las lesiones pican mucho. ¿Solución? Un antihistamínico en jarabe. Si tienes en casa por otras veces que lo hayáis necesitado y te sabes la dosis que le corresponde a tu hijo, puedes comenzar con él para calmarle el picor. Si no, comienza en casa aplicando frío local, que también calma el picor y así mientras puedes acudir a la farmacia a por el antihistamínico en jarabe.

Como la mayoría de las inflamaciones de la piel, la crema de corticoides será la solución en caso de que aparezca ese síntoma. Lo ideal es que sea un profesional sanitario quien valore a tu hijo y te indique si necesita este tratamiento o sólo con fresquito o un antihistamínico van mejorando sus síntomas.

Ya sabes, sigue el sabio consejo de la gente mayor: los higos se cogen antes del amanecer o ya cuando anochezca. Ahí nos quitamos el problema del sol.

Publicidad