Mochilas

Mochilas

¿Cuáles son las mejores opciones para portear al bebé?

Portear está de moda, sí. Si miras por la calle seguro que verás a mamás y papás llevando a sus peques en portabebés. Pero es que, además, es una opción cómoda para transportar a tu hijo. De esta manera irá siempre en contacto contigo.

Bebé en mochila
Bebé en mochila | iStock

Pediatra2punto0 (@Pediatra2punto0) | Madrid | 30/05/2018

El porteo tiene muchas, muchas ventajas. Por ejemplo:

- No necesitarás ir cargada con carrito.

- Al estar en contacto con papá o mamá, el niño va más tranquilo, llora menos y duerme mejor. Se sentirá más seguro, ya que es como si fuese en brazos, sin embargo tus brazos quedarán libres para otras tareas.

- El bebé se adapta mejor al entorno desde los brazos de sus padres y se potencia el apego seguro.

- Se ha demostrado que es más sencillo iniciar y mantener la lactancia materna en niños porteados. Algunos portabebés se pueden colocar para lactar mientras llevas al niño encima.

- Un bebé porteado es menos probable que sufra aplanamiento de su cabecita (plagio-cefalia), presentando además un mejor desarrollo de las caderas y de la espalda.

A pesar de todas estas ventajas, no vale portear de cualquier manera, es necesario que se haga de manera ergonómica y segura. ¿Qué debemos exigirle a un portabebés?

1. Revisa la posición en la que quedará el bebé: su abdomen debe quedar en contacto con el tuyo, con la cabeza correctamente sujeta y la boca despejada.

Porteo | iStock

2. La altura a la que se coloque también es importante: El culete del bebé no debería quedar por debajo de tu ombligo. ¿Puedes darle un beso con facilidad a tu bebé? Entonces vamos bien.

3. La espalda debe estar bien sujeta hasta la cabeza. Si el niño se duerme, su cabecita no se debería quedar descolgada.

4. Tu bebé irá creciendo con los meses y los años, así que el portabebés debe adaptarse al él.

¿Cuándo se considera un portabebés como ergonómico? Para que el desarrollo de las caderas sea correcto, es importante que el bebé vaya colocado en posición de la “M” o de la “ranita”. Si el portabebés es el adecuado, el bebé quedará sentado cómodamente, como si fuera en una silla y la tela le cubrirá de rodilla a rodilla. Mira al bebé por detrás: sus rodillas quedarán separadas en un ángulo de 90º, más altas que el culete. Mantener al bebé en esta posición de la “M” no es sólo bueno para sus caderas, sino también para su espalda, que se mantendrá algo curvada en forma de “C”. ¿Has visto alguna vez esos bebés que parece que cuelgan de las mochilas de sus padres? ¡Mal! Esas mochilas se conocen popularmente como “colgonas” y no son nada recomendables para un adecuado desarrollo de caderas y espalda.

Entonces, de manera práctica, ¿qué opciones tenemos?

- Fular: es una tela de unos 60 cm de ancho y varios metros de longitud. Puedes en-contrarla casi en cualquier tejido y color que quieras. Se puede usar desde el nacimiento. El bebé se puede colocar en varias posiciones. Es bastante cómodo, pero requiere algo de aprendizaje para conocer los nudos y cómo tensar la tela a la vez que sostienes al bebé en brazos. Una vez que aprendes, tienes un universo de opciones.

- Bandolera: es también un tejido similar al fular, pero más corto y con dos anillas metálicas que ayudan a anudarla. Al igual que el anterior, también se puede usar desde el nacimiento y hay múltiples posiciones para el bebé (en vertical por delante, a la cadera, a la espalda). Una vez que aprendes a manejar las anillas es algo más sencillo que el anterior, sobre todo si quieres cambiarlo de postura.

- Mei tai: piensa en un cuadrado o rectángulo de tela del que salen unas tiras por abajo que se anudan como un cinturón y otras más largas por arriba que sirven de ti-rantes. Este portabebés se usa desde que el bebé se sienta o casi. Aquí no hay nudos que aprender, colocarlo es bastante intuitivo.

- Mochila ergonómica: quizás lo más conocido. Una tela con tirantes y cinturón acolchados. Aquí es donde encontramos problemas, porque muchas mochilas no son ergonómicas. Lleva cuidado e infórmate bien antes de comprar. Suelen llevar un adap-tador para los bebés más pequeños.

¿Hasta cuándo podré portear a mi bebé? Pues depende de la marca. La mayoría estable el límite máximo en 15-20 kg. Consulta antes de comprarla. Ahora te toca a ti decidir. ¿Porteas este verano?

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.