Saca la fuerza interior

Saca la fuerza interior

Cómo ser una madre Khaleesi

Si eres un fan de Juego de Tronos, sabrás de sobra cómo es Khaleesi, una de sus protagonistas principales.

Cosplay de Juego de Tronos
Cosplay de Juego de Tronos | iStock
Nova Life
  Madrid | 23/04/2019

Puede gustarte o no pero todo el mundo, salvo que vivas en una caja, sabe qué es Juego de Tronos y que han estrenado temporada hace escasos días. Por eso, y para los fans de Daenerys Targaryen (pronúncialo como puedas), escribimos hoy este artículo. Porque tú sabes que llevas una Khaleesi dentro de ti (ya lo demuestras en la cama con tu pareja o parejas) pero es que además, tienes descendencia.

¿Cómo es una madre Khaleesi? Te lo contamos:

- Fiel a sus raíces pero ciudadana del mundo: a ti te gusta mucho tu ciudad, tu pueblo o lo que sea, pero en realidad eres una trotamundos y te sientes a gusto en cualquier sitio. Y así enseñas a tus churumbeles, que están acostumbrado a los trajines, las maletas y los aviones y trenes desde que llevaban chupete.

- ¿Hemos dicho chupete? Una madre Khaleesi prescinde del chupete y enseña a sus enanos a asumir el entorno tal cual es. Si hay que llorar, se llora (con la excepción de durante las noches. Entonces nuestra Khaleesi es más bien práctica y echa mano del práctico chupete).

- Una madre Khaleesi es fuerte, no se deja vencer por las adversidades: ¿que el niño ha vomitado todo el coche nada más salir de viaje? No pasa nada. ¿Qué al mismo tiempo los mayores van discutiendo a grito pelado? Tranquilidad. La Khaleesi sabe trascender de todas estas cosas mundanas y meditar con los ojos abiertos para trabajar aspectos más profundos como el espíritu.

Niño poniéndose los zapatos | iStock

- A la madre Khaleesi le da igual dónde estén los calcetines. O las camisetas. O la plancha. Todas estas cosas le resbalan: ella se fija en lo inmaterial y lo importante es la belleza de cada día, la armonía (algo que por supuesto, no existe en su casa) y otros valores superiores.

- Una madre Khaleesi no lee cuentos de princesas ni príncipes a sus retoños, sino de aventuras, de batallas, de dragones y de búsquedas de tesoro. Películas de Hollywood, las justas.

- La madre Khaleesi (ya veréis que en una de éstas lo escribo mal) enseña a sus hijos a ser fuertes. A levantarse cuando caen. A devolverle el tortazo a ese niño que en el parque no deja de empujarles, porque hombre, violencia gratuita no, pero dejarse pisar, nunca.

- La madre Khaleesi es independiente y como tal, enseña a sus vástagos a serlo también: los zapatos se los ponen ellos aunque no hayan cumplido dos años y medio (y los lleven del revés después, cosas del directo), ídem para calcetines, pantalones y resto de vestimenta. Un niño Khaleesi se abstrae de los ropajes: lo importante es cultivar la fuerza interior, el dragón.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.