Novalife » Madres desastre

Ya verás que lo notas

Cómo ahorrar en la compra cuando tienes varios hijos

Tienes dos o más churumbeles: sí, el ahorro es posible aunque no lo creas. Te damos unos trucos para ahorrar en el gasto mensual. Toma buena nota.

Compra en el super

iStock Compra en el super

Publicidad

Lo sabemos: no es fácil cuando son varios los niños en casa, ahorrar en la compra. De hecho, los niños son un chorreo constante de dinero y cuando llegan a la adolescencia, ya verás: lo de los gastos en su más tierna infancia te parecerá un chiste.

Pero vayamos a ello, ahí van una serie de consejos para que el presupuesto mensual en compra no se te dispare:

- Toca la compra mensual (o semanal, según la periodicidad con la que la realices): ni se te ocurra llevarte a los enanos. No solo porque emplearás más tiempo en la compra (con los peques, todo se ralentiza), sino porque además, por poco pedigüeños que sean, te pedirán cosas: que si unas galletas, que si pan, que si chuches y no digamos ya cuando te vayas a la caja a pagar, con la cantidad de artículos coloridos y que no necesitas (los llamados de compra de impulso) situados estratégicamente al lado de las cajas. Así que mejor te vas a hacer la compra solita.

- Haz la compra con el estómago lleno: está probado, si llegas a comprar teniendo hambre, comprarás más cosas, algunas innecesarias. Así que procura acudir al supermercado cuando estés recién comida.

- Haz un listado de lo que necesites: y cíñete estrictamente a ello. Así se evitarán las compras de impulso que aumentan el ticket de compra.

- Compra grandes cantidades o en lotes: papel de cocina, papel higiénico, paquetes de pasta... la unidad sale más barata.

Compra | iStock

- Muchos supermercados reducen los precios de los productos frescos a última hora de la tarde o cuando quedan uno o dos días para que caduquen. Aprovecha esos momentos, porque se trata de alimentos que siguen en perfecto estado, sino, no estarían a la venta.

- Infórmate sobre cuándo salen las ofertas: muchas marcas lanzan folletos con las fechas en las que entran en vigor las siguientes ofertas. Tira de esos folletos para estar al tanto y aprovecha para comprar en esos plazos.

- La marca blanca es fabulosa: de hecho, muchas están producidas por grandes fabricantes así que no lo dudes, marca blanca a tutiplén.

- Toca renovar armario: si tienes varios hijos, seguro que hay algo de los más mayores que le vale al más pequeño (se llama reciclar y dar una segunda vida a las prendas). Quizás, si los niños son pequeños, que hereden los zapatos del más mayor no es lo más aconsejable porque se les está formando el pie y la pisada y un zapato heredado tiene la forma del pie del primer usuario. Pero en cuanto a lo demás, si está en buen estado, no te cortes.

- Y otra forma de ahorrar, ésta más a medio plazo: los niños suelen recibir mogollón de regalos en Navidades y en cumpleaños. Raciona esos regalos: es decir, guarda unos cuantos y los vas distribuyendo a lo largo del año. Ellos no se percatarán y lo agradecerán cuando se lo des en el momento más inesperado.

Publicidad