Novalife » Madres desastre

NIÑOS Y LÁCTEOS

¿Es bueno darle a tu hijo otras leches que no sean la de vaca?

Hay personas que toman leche de otros animales que no son la vaca porque creen que les sienta mejor. ¿Es bueno dárselas a los niños? ¿Qué hay de las leches vegetales? ¿Qué es mejor? ¿Hay algún riesgo para los niños? Resuelve todas tus dudas en este artículo.

Publicidad

Empezamos repasando que el alimento ideal para los bebés es la leche de su madre. ¿Hasta cuándo? Recuerda que la OMS indica que lo ideal es lactancia materna se mantenga hasta los 6 meses de manera exclusiva y de manera complementaria con la alimentación, al menos, hasta los 2 años o hasta que la madre y el niño quieran. Si la mamá no le da pecho, por el motivo que sea, hasta el año el bebé deberá tomar leche de fórmula adaptada. Cuando ya el niño pase del año de edad, lo más recomendable es la leche de vaca entera normal y corriente, de la que toma el resto de la familia. Nada de leches de crecimiento, son más caras, no aportan beneficios y, en ocasiones, sí mucho azúcar.

Una pregunta que es bueno que te hagas: ¿por qué le das a tu hijo leches distintas a la de vaca?

Si es por alergia, ten cuidado. Los niños con alergia a la proteína de leche de vaca es probable que también lo sean a leches de otros animales, como cabra u oveja. Ocurre hasta en un 90% de los niños. Si es por esto que te lo habías planteado, consulta con tu pediatra, alergólogo o digestivo pediátricos, que te indiquen si es necesaria alguna prueba para confirmar si las puede tomar o si son adecuadas para tu hijo y el problema que tiene.

Si tu motivo es que la leche de vaca le da mocos, te invito que leas esta entrada. Ningún estudio ha demostrado tal relación, así que tampoco es un motivo que justifique dar una leche diferente a la de vaca.

Si es porque piensas que tu hijo no tolera la lactosa, el azúcar de la leche, y que hay otras leches que le sientan mejor, también estás equivocada. La cantidad de hidratos de carbono y, por tanto de lactosa, es bastante similar entre las leches de los distintos animales. Si le sienta mal la leche de vaca, le sentará similar de mal la de oveja o cabra.

Osito toma leche | iStock

¿Sabes si son mejores nutricionalmente unas que otras?

Pues otro error es pensar que son diferentes. Son bastante similares. Quizás la leche de oveja es más grasa y con más proteínas. Pero precisamente los niños no están faltos de proteínas ni grasas, quizás no es nuestra mejor opción. Además, ten en cuenta que tienen un sabor más fuerte y es posible que tampoco les guste.

Bueno, pero tú puedes pensar: "Entonces, ¿pasa algo si elijo darle a mi hijo leches distintas a la de vaca?" No. Obviamente no pasa nada. Si es porque es vuestra costumbre en casa o porque os gusta, hazlo. Pero no por otro motivo.

Sigamos con temas controvertidos, ¿qué hay de las leches vegetales? Primero ten en cuenta que hay conceptos erróneos, la leche procede de los animales. Lo que procede de la avena, el arroz, la soja, la almendra son bebidas vegetales y así deberían denominarse porque no son leche.

Y ahora repetimos la pregunta que nos hemos hecho con las leche de otros animales: ¿por qué le das a tu hijo una bebida vegetal?

Si es alérgico a la proteína de la leche de la vaca, durante sus primeros años de vida necesitará una fórmula especial hidrolizada. Si llegada una determinada edad persiste con el problema, habrá que buscar una alternativa, pero será el especialista quien te indique la opción más adecuada, ojo a tomar decisiones de manera unilateral. Algunos pacientes alérgicos a la leche también están sensibilizados a la soja. Así que hasta que no sepas si tu hijo puede tomarla, no hagas pruebas innecesarias. En caso de que no tenga problemas, sí que sería una buena alternativa, siempre que esté correctamente enriquecida, no vale cualquiera.

¿Qué hay de las bebidas de avena, arroz, almendra y tantas otras que hay en el supermercado? No hay una regulación específica y cambia mucho entre marcas, así que no hay un estándar único y hay que leer bien las etiquetas. Cuidado con las bebidas de arroz en niños. Suelen tener altas concentraciones de arsénico inorgánico y es mejor evitarlas en los niños.

Piensa que los lácteos los tomamos como fuente de proteínas, de calcio y vitaminas liposolubles. Muchas de las bebidas vegetales no nos aportan estos nutrientes. En cambio, algunas, son una fuente de azúcar o de aceites refinados que desconocemos si no leemos bien. Párate a ver el etiquetado de las mismas. Si no le das lácteos, busca el aporte de esos nutrientes en otros alimentos.

¿En casa sois veganos y habéis decidido no dar ninguna fuente láctea a vuestros hijos?

De acuerdo, es vuestra decisión, los lácteos son un alimento como cualquier otro. No son necesarios estrictamente. Si decidís que vuestro hijo sea también vegano, asesoraos correctamente con un nutricionista. Una dieta sin huevos ni lácteos precisará, como mínimo, suplementos de vitamina B12.

Decidas lo que decidas, infórmate bien y actúa en consecuencia.

Publicidad