¡Cuidado con lo que comes!

¡Cuidado con lo que comes!

¿Te sientes hinchada como un globo? Elimina esto de tu dieta y notarás la mejoría

Seguramente te haya pasado y más veces de las que quisieras: te haces una cena ligera, una ensalada de lechuga, tomate y atún. Y de postre, una fruta o un yogur. Y no te cuesta para nada hacer la digestión pero sí notas que se te ha puesto el estómago como un globo: estás súper hinchada, y no es porque tengas la regla. ¡Y eso que cenaste ligero! ¿Cómo es posible?

Mujer tomando vaso de leche
Mujer tomando vaso de leche | iStock

NovaLife | Madrid | Actualizado el 12/09/2018 a las 08:58 horas

Pues sí, ocurre muy a menudo con la lechuga iceberg, por ejemplo (no así con otras). Hay toda una ristra de alimentos que pueden provocarte hinchazón. Hoy te decimos cuáles son algunos de ellos, toma buena nota:

- El azúcar: sí, puedes pensar que parece el demonio de todos los demonios. No te engañes, lo es: esta trampa dulce, aparte de aportarte un extra de calorías que realmente no necesitas (sobre todo si viene de dulces y golosinas, no estamos hablando del azúcar contenido en las frutas), te está hinchando sobremanera. Prueba a dejar de tomar esos extras (repetimos, no estamos diciendo que elimines la fruta, todo lo contrario, debes seguir consumiéndola) a lo largo de una semana y notarás la diferencia en tu cuerpo. En “dejar de tomar” incluimos también los alimentos light, con sus edulcorantes… Verás que pierdes volumen rápidamente y te notarás mucho más ligera.

- Bebidas con gas: la otra “bicha” del abdomen hinchado. Sí, los refrescos y todo aquello que lleve gas, suele provocar hinchazón. Mejor, en caso de mucha sed, un vaso de agua bien fresquita y si es con una rodaja de limón, mejor.

- Los lácteos: aunque son muy recomendables por sus proteínas y por el calcio que contienen, lo cierto es que provocan gases debido a que la lactosa es difícil de procesar. No a todo el mundo le pasa pero si notas que tras tomarlos, se te hincha el estómago, prueba a consumirlos sin lactosa.

- El pan blanco: las harinas procesadas pueden provocar problemas estomacales. No te pedimos que elimines el pan (eso sí, mejor tómalo solo en el desayuno), pero una opción estupenda y mucho más sana es decantarte por panes integrales o cualquier otro pan que lleve el grano entero.

Brócoli | iStock

- Algunas verduras, por muy sanas que sean, te pueden poner el estómago como un tambor: sucede con el brócoli, la coliflor o las coles de Bruselas, por ejemplo. Así que mejor consumirlas con moderación. "Cualquier vegetal crudo da gases. El estómago debe degradar el alimento, al no tener ningún tipo de cocinado, las sustancias de los vegetales están en todo su poderío. Mejor que lleven algún tipo de preparación", explica Daniel Mouriño, entrenador personal.

- Alimentos que contienen mucha fibra: sucede como en el caso anterior, la fibra es muy saludable pero los alimentos que contienen mucha, provocan que ésta fermente en el intestino y por consiguiente, que después haya gases e hinchazón.

- El anodino chicle: sí, parece un gesto sin importancia, meterse un chicle en la boca pero lo que sucede cuando masticas chicle es que llegue una cantidad importante de aire a tu estómago, afectando al tracto digestivo.

- Los condimentos: lo habrás notado cuando por ejemplo, comes en un restaurante indio. Las comidas muy condimentadas, con muchas especias, pueden liberar ácidos en el estómago e irritarlo. Sí, esto también te hincha. Mejor dejarlo para ocasiones especiales.

- La sal: el exceso de sal provoca retención de líquidos, y por extensión, la barriga acaba hinchándose. Tómala con mesura o prueba a sustituirla por comino, orégano, algo de ajo, etc.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.