Novalife » Cuídate » Nutrición

Y LUCE TIPAZO

5 trucos para adelgazar en septiembre sin hacer dieta

Si has comido más de la cuenta durante las vacaciones, no hay razón para regañarte. Al revés, te damos unas claves para que adelgaces comiendo de todo.

Publicidad

Quitarse la grasa acumulada durante el verano es un clásico, pero perder esos kilos de más en otoño es más fácil de lo que crees. Tanto que puedes conseguirlo incluso sin ponerte a dieta.

La razón de ese sobrepeso son los aperitivos diarios en la playa, los mil y un almuerzos y cenas fuera de casa y los ritmos de vida menos regulares y más relajados. En vacaciones todos acabamos comiendo más de lo necesario. Y a menudo no lo quemamos debido al dolce far niente. ¿El resultado? Que al volver a casa nos sentimos más pesados, más hinchados, con la cintura un poco más grande y algunos kilos de más.

Lo bueno es que para volver a estar en forma basta con unos pequeños trucos saludables, basados en una alimentación equilibrada que no excluya ningún nutriente. Olvídate de saltarte comidas con la esperanza de caerle bien a la báscula. Este error tan común aumenta en realidad el riesgo de comer más y peor.

Los carbohidratos, proteínas y grasas son fundamentales para el buen funcionamiento del metabolismo energético, el mecanismo que te permite quemar calorías. Aquí tienes 5 reglas para adelgazar después de las vacaciones sin hacer dieta.

Confía en las proteínas

El pescado, pero también la carne blanca (pollo o pavo), los huevos y las legumbres (judías, lentejas, garbanzos) son una gran fuente de proteína.

Estos alimentos contienen todos los aminoácidos esenciales que promueven la construcción y mantenimiento de la masa magra. Y son excelentes aliados para el correcto funcionamiento del metabolismo energético. Inclúyelos en tu dieta estos días y notarás cómo bajas de peso.

Ración doble de verduras en cada comida

Las verduras, tanto cocidas como crudas, dan sensación de saciedad sin engordar. Son ricas en fibras, y reducen y ralentizan la absorción de azúcares y grasas. También tienen propiedades prebióticas. Promueven el crecimiento de bacterias buenas que pueblan el intestino y lo ayudan a mantenerse en forma de la manera más saludable.

Por otro lado, también favorecen la eliminación de toxinas y el exceso de sustancias de desecho, estimulando la regularidad intestinal. Y además las hay de todos los colores y pueden prepararse de infinitas formas. Todo ventajas.

Elije cereales integrales (y no sólo para desayunar)

El arroz integral, la espelta, la avena y en general todos los cereales integrales consumidos en las cantidades adecuadas (esto es importante) son excelentes aliados para perder peso.

Dieta | iStock

Aportan carbohidratos complejos que el organismo absorbe lentamente. También fibras que limitan la producción de insulina, hormona que estimula el hambre y favorece el sobrepeso. Para potenciar su efecto saciante, lo ideal es enfriarlos en el frigorífico después de cocinarlos y combinarlos con verduras de temporada. El frío y las fibras presentes en las verduras contribuirán a mantener estables los niveles de azúcar en sangre, en beneficio de la figura y la salud.

Un chorrito de AOVE

Reemplazar los aderezos y las salsas en la cocina con un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra es una excelente manera de promover la salud y de mantener la línea.

El AOVE, especialmente añadido crudo, aporta la cantidad de ácidos grasos esenciales necesaria para saciar y tienen una excelente acción antiinflamatoria. También proporcionan antioxidantes, incluidos los polifenoles, que ayudan a que circulación sanguínea sea la adecuada, contrarrestando la hinchazón.

Come (y bebe) mucha fruta

Limita tu consumo de refrescos y de alcohol si quieres adelgazar después de las vacaciones. Y cuidado con los zumos de frutas envasados, que a menudo contienen demasiada azúcar. Es mejor dar prioridad a la fruta troceada o a los extractos naturales hechos en casa, en el desayuno o para engañar al estómago entre comidas.

Publicidad