Novalife » Cuídate » Nutrición

IDEALES EN VERANO

Sopas frías, ¿pueden ayudarte a perder grasa?

Cuando escuchas la palabra “sopa” en verano, da calor solo de oírla, al menos en la mayoría de comunidades españolas. Sabemos que son preparaciones muy bajas en energía, y cargadas de nutrientes.

Gazpacho

iStock Gazpacho

Publicidad

Por ello son aliadas en la pérdida de grasa corporal, ¿sabes que puedes disfrutar de sus ventajas con las versiones frías? Tan deliciosas y más coloridas que las invernales.

La más conocida es nuestro típico gazpacho. Para que conforme un plato único, te recomiendo sumar a tus ingredientes (tomates, pepino, pimiento y ajo) más hortalizas picadas, un huevo cocido y taquitos de jamón. Corona con un chorreoncito de aceite de oliva virgen extra.

La sopa de pepino también es tradicional, con múltiples versiones, algunas parecidas a los preparados de los más snobs, los famosos smoothies. Una receta sencilla de sopa de pepino resulta combinando un pepino por ración, cebolleta, ajo al gusto, leche de coco o un yogur (100 g por ración), 15 g de almendra, hierbabuena, chorreoncito de aceite de oliva virgen extra y sal al gusto. Combina muy bien con salmón a la plancha.

Otra sopa fría espectacular, receta del cocinero Fernando Rodrigo, es la sopa fría de zanahoria y coco especiada. Para una ración necesitas un par de zanahorias, 1/4 de lata de leche de coco, unos gramos de jengibre, un trocito de lemongrass, un cuarto de lima, agua, una pizca de nuez moscada, de canela y de sal. Estas especias las adicionas al gusto. Pones todo a hervir, retiras el lemongrass y la piel de lima que habrás añadido a la cocción, trituras, y sirves añadiendo al gusto las especias. Combina muy bien con unos trocitos de queso tierno para acompañar.

Sopa de pepino | iStock

Las sopas frías, por su aporte de agua, son bajas en energía y configuran una forma divertida y agradable de consumir las hortalizas abundantes del verano. Ayudando a mantener nuestro porcentaje de grasa bajo o incluso cuando llevas a cabo un proceso de pérdida de grasa. Al ser comidas de fácil digestión, también favorecen que estemos activas en verano, no olvides que la actividad, es la clave para perder grasa.

Para elaborar tus propias recetas de sopas frías, combina diferentes hortalizas, añadiendo incluso alguna fruta, controla la cantidad de aceite, aunque sea aceite de oliva virgen extra, con 10 ml aprovechas sus beneficios sin aportar demasiadas calorías al plato. No añadas pan a tus sopas frías, combínalas con alguna fuente de proteína de calidad, huevo, pescados, legumbres, carnes, un puñadito de frutos secos, como la de pepino que lleva almendra.

De esta forma aumentas las posibilidades de tener hortalizas en tu mesa en cada comida y cada cena, y por qué no, también en el desayuno. Este tipo de platos es ideal para optimizar tu composición corporal.

Publicidad