Para preparar esta receta necesitamos pan sin gluten y sin lactosa. Puedes optar por una barra que ya se haya quedado dura o comprar pan en rebanadas gorditas para que empapen bien.

Aparte del pan, que es esencial, necesitamos leche sin lactosa. Pedimos que sea sin lactosa ya que, de forma natural, la leche no tiene gluten. Es lo que se llama un producto genérico.

Además, necesitamos cacao puro en polvo sin gluten y sin lactosa, y azúcar y huevos que por su naturaleza no llevan ni el azúcar de la leche ni la proteína de algunos cereales.

Y para echar por encima… yo le he echado en vez de almíbar como suelen llevar las tradicionales, crema de cacao y avellanas sin gluten y sin lactosa.

Así que, si quieres saber cómo se hacen, sólo tienes que ver el paso a paso en el vídeo y ponerte manos a la obra.

TAMBIÉN TE PUEDEN APETECER ESTAS RECETAS:

Torrijas para cuidar la línea: Estas no tienen azúcar ni frituras

Buñuelos rellenos de galleta Oreo y Nutella: