Novalife » Cuídate » Nutrición

ALIMENTOS Y DIETA

¿Qué es la pasta Konjac y por qué está tan de moda?

Durante muchos años se han demonizado a los hidratos de carbono en las dietas de pérdida de peso, sobre todo a los que componen pastas, panes o arroces.

Publicidad

Esta es la razón por la que la pasta o los productos hechos a base de Konjac llaman tanto la atención, ya que no aportan hidratos de carbono ni apenas calorías.

La realidad es que este tipo de productos pueden ser una muy buena opción en dietas de pérdida de peso para reducir o sustituir alimentos como pastas o arroces (no a los hidratos de carbono como tal) e incluso en población en general.

Una de sus propiedades más interesantes es su gran poder saciante. La saciedad es un factor muy importante en los periodos de pérdida de peso.

¿Qué es el Konjac?

El Konjac o glucomanano es un polisacárido soluble en agua, es una fibra dietética, que se obtiene de una planta, la Amorphophallus Konjac K.Konch.

La composición de la pasta Konjac es 95% agua y 5% fibra, este contenido en fibra es un aspecto destacable. Y te explico por qué. Un déficit de fibra puede alterar de una forma muy grave nuestro metabolismo, además de tener consecuencias negativas en los procesos de pérdida de peso, aumentando la grasa corporal.

Las fibras solubles como el Konjac, la avena o la pectina permanecen en el intestino sin digerir y retienen agua.

Propiedades:

- Es acalórico.

- Gracias a su solubilidad puede captar grandes cantidades de agua, proporcionando así gran saciedad.

- Prolonga el estado de plenitud, retrasando el vaciado gástrico. Es decir, nos sentimos llenos durante más tiempo.

Beneficios

El gllucomanano o Konjac se utiliza como suplemento nutricional por diversas razones:

- Mejora la función inmunológica

- Ayuda a la actividad intestinal

- Mejora los niveles de azúcar en sangre, por esta razón ha sido usado en diabéticos tipo II

- Colabora en la reducción del colesterol y la normalización de triglicéridos

- Prebiótico

Cocinando pasta | iStock

- Algunos estudios lo relacionan con la reducción de la tiroxina en pacientes con hipotiroidismo

- Podría ser beneficioso en el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII)

- Efecto laxante, apropiado para el tratamiento del estreñimiento

¿Ayuda a adelgazar?

El Konjac combinado con una alimentación saludable y ejercicio físico, podría ser uno de nuestros aliados a la hora de reducir grasa corporal. De hecho, en algunos estudios con ratas ha demostrado su efectividad manifestándose como un antiinflamatorio excelente.

Los formatos más comunes donde podemos encontrar el Konjac son pasta o arroz. Estos formatos permiten reducir considerablemente la energía de algunas preparaciones que tienen como ingrediente principal alimentos ricos en hidratos de carbono.

Sustituir pasta convencional por Konjac permite, en una alimentación indicada para la pérdida de peso, que el paciente aumente su adherencia a la planificación, que asegurará el alcance de los objetivos.

Los hidratos de carbono no tienen por qué eliminarse en una planificación de pérdida de peso, pero en algunos casos concretos sí que conviene reducirlos, no porque sean malos si no porque se consumen con mucha frecuencia en cantidades abundantes.

¿Tiene efectos secundarios?

En cantidades normales (una vez a la semana) no tiene por qué causar ninguna contraindicación. La FDA (Food and Drug Administration, EEUU) lo reconoce como un producto totalmente seguro.

Aún así, un consumo excesivo puede provocar:

- Hinchazón, flatulencia o molestias intestinales. Normalmente estos problemas se solucionan suprimiendo el consumo.

- Puede dificultar la absorción de algunos nutrientes

- Interacción con algunos fármacos

- No indicado para personas con problemas gastrointestinales

¿Qué más deberías saber de la pasta konjac?

Es cierto que no contiene carbohidratos, pero tampoco proteínas ni grasas, por lo que no aporta ningún nutriente. Solo nos aportará fibra.

Tampoco tiene sabor por lo que es importante que la cocines con alimentos sabrosos o especias.

Si quieres tener un plato completo añade una parte proteica y algo de verduras.

Algunas combinaciones muy ricas pueden ser:

- Pasta Konjac a la boloñesa, con carne picada o soja texturizada

- Arroz Konjac con gambas y champiñones

- Pasta Konjac con calabaza, tofu, castañas y salsa de soja

Si estás en un proceso de pérdida de grasa te recomiendo que sustituyas pan, pasta y arroz por hortalizas y verduras, siempre con ayuda y supervisión de un profesional. Puedes utilizar pasta Konjac o hacer tu propia pasta baja en calorías y rica en nutrientes, te dejo algunas opciones:

- Sustituye pasta convencional por espaguetis de calabacín, zanahoria o calabaza.

- Arroz por “colirroz” de coliflor o brócoli (puedes ver la receta aquí).

- Acompaña las comidas con palitos de zanahoria en lugar de pan.

Y recuerda, cuando consumas pan, pasta o arroz, que sean integrales.

Publicidad