Sea por conciencia, porque te parece que consumes muchas proteínas animales, por algún tipo de intolerancia o problema de salud… por lo que sea. Cada vez hay más gente que se pasa a lo vegetariano o que, directamente, deja de tomar productos de procedencia animal y abrazan el veganismo.

Y suele ser habitual también que haya un porcentaje de población que piense que, con dichas dietas, al eliminar las proteínas animales, van a perder peso. Su sorpresa es máxima cuando se suben a la báscula y ven que en vez de adelgazar, han sumado kilos al cuerpo.

¿Por qué sucede esto? Simplemente, porque puede que reemplacen esas proteínas animales por hidratos de carbono, por ejemplo. “Una dieta vegetariana no implica que sea directamente más saludable. Se puede comer vegetariano y comer muy mal, y se puede también comer en exceso. Existen muchos casos en los que, al pasar a una dieta que excluye producto animal, se pasa a consumir más vegetales, legumbres y frutas, eso sería muy positivo, pero con frecuencia, el desconocimiento de este modelo de alimentación y la falta de cultura vegana, hacen que las personas que hacen la transición, ganan peso, me lo he encontrado en consulta en muchas ocasiones. Es muy típico dejar de comer carnes y pescados y aumentar el consumo de pasta, arroz, pan y otros cereales. Se está aumentando mucho en esos casos el aporte de hidratos de carbono, en su mayoría refinados, y bajando la ingesta de proteínas, y eso, a no ser que seas una persona muy activa o deportista, lleva a un aumento de grasa”, explica la nutricionista Paloma Quintana.

Vegetales | iStock

“Recordemos además, que la mayoría de galletas y bollería son vegetarianas, de hecho, muchas personas omnívoras, confunden en este tipo de procesados el sello "vegan", creyendo que por ello el producto es saludable”.

En definitiva, que puedes creer que lo estás haciendo bien y saludable y en realidad, esté metiendo la pata hasta el fondo, sumando calorías a tu dieta.

¿Qué debes hacer entonces, si quieres pasarte a estas dietas y evitar un posible aumento de peso? Al igual que al adaptar cualquier tipo de dieta, lo recomendable es ponerse en manos de los que conocen la temática, nutricionistas y médicos. “Mi recomendación es que la persona que quiera de comer carne y pescado, acuda a un dietista-nutricionista especializado en el tema que le oriente”, finaliza la experta.