Por ello me sorprende que muchos se pregunten si engordan, e incluso tengan la certeza de que el melón contiene muchos más azúcares y calorías que la sandía. Lo aclaramos.

Disfrutamos de la sandía desde hace miles de años, y ya entonces se le asociaban propiedades desintoxicantes. El melón, cuyo nombre, que tiene origen griego, significa "manzana grande", es muy similar en composición general a la sandía. Consumimos más variedades de melón que de sandía, pero tanto de uno como de otra, la composición nutricional sería la siguiente.

Unas 21 a 30 kcal por 100 g de producto, ten encuentra si pesas la tajada entera, que consumimos aproximadamente la mitad del peso. Una ración normal serían unos 300 g de producto sin cáscara, 30-50 kcal, y si sueles consumir melón y sandía, sabes que una tajada de medio kilo sacia, y bastante! Y esa ración nos aportaría unos 5 a 10 g de hidratos de carbono, poquísimos! El melón tiene la fama de "tener mucho azúcar", pero es falso, como ves, son de las frutas con menor contenido en azúcares. No contienen apenas proteína ni grasa, podríamos destacar su aporte en potasio, que unido a su aporte de agua, ayudaría a regular un posible exceso de retención de líquido.

En definitiva, son muy saludables, saciantes, refrescantes, fruta de temporada, es falso que promuevan un aumento de peso, y es por eso que los suelo incluir en dietas que busquen reducir el porcentaje de grasa.

Melón | iStock

Otra ventaja es su versatilidad, siendo muy fácilmente transportables, incluso ya cortaditos en un recipiente adecuado. Un truco: corta melón y sandía en dados grandes, pon en el tupper un poco de hielo picado, o incluso mete en el congelador ese tupper con sandía y melón unos 30 minutos y consúmelo o llévatelo fresco.

Receta muy saludable e hipocalórica con sandía y melón:

ENSALADA DE SANDÍA

Mezcla canónigos o tus hojas verdes favoritas con un poco de queso fresco en dados, zanahoria fresca rallada o troceada, añade sandía cortada al gusto.

MELÓN CON JAMÓN:

Puede parecer un poco pasado de moda, pero es una combinación estupenda de sabores y una forma de tomar un snack, desayuno o comida rápida añadiendo algo de proteína.

Disfruta de estas maravillosas frutas veraniegas y déjate de mitos con respeto a sus azúcares.