Novalife » Cuídate » Nutrición

NUTRICIÓN Y DIETAS

Por estas razones no deberías hacer dieta en enero

Nochebuena, navidad, nochevieja, fin de año, reyes… Después de todos estos días de “fiesta” – un poco atípicos este año- llegan los nuevos propósitos para 2021, algunos más alcanzables y otros, no tanto, pero el que todos los años está en la lista es “perder peso”.

Publicidad

Las dietas milagro, “fáciles” de hacer y que prometen resultados a corto plazo suelen ser las opciones que la mayoría escoge, pero esto no es para nada recomendable.

Hacer dieta en enero no es la solución ni un buen propósito por que seguramente en febrero esta dieta habrá pasado a la historia y se retomaran todos aquellos hábitos poco saludables.

El concepto de dieta

Es cierto que la palabra “dieta” no causa buena reacción, ya que invita a pensar en un sinfín de restricciones, comidas aburridas que se basan en verdura hervida y pollo a la plancha, sin duda un gran esfuerzo para conseguir bajar un par de kilos.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad, una dieta pautada por un profesional es una herramienta que ayuda a organizar la alimentación, la compra, la alimentación saludable no es aburrida y se puede disfrutar y sobre todo es una guía para recuperar los buenos hábitos. Como un horario de clases en el colegio.

Porque, aunque todo gira en torno a la dieta muy restrictiva y aburrida, – en su connotación más común- lo más importante son los buenos hábitos que permanecerán para siempre, aunque sea navidad, pascua o verano.

Dieta | iStock

¿Qué hago si me he propuesto perder peso en 2021?

En primer lugar, hay que replantear los objetivos, la pérdida de peso no debe ser el motivo que impulse a conseguir las metas. El concepto, debería ser “Quiero aumentar mi salud” y como consecuencia obtener una mejora física. Pero perder kilos no debería ser el motivo principal.

El acto de alimentarse debe ir siempre relacionado con el acto de nutrirse, por ello, hay que buscar los alimentos que más nutran, por que son los que realmente ayudan a tener un estado de salud óptimo que se verá reflejado tanto en la mente como en el cuerpo.

Por otro lado, es de gran importancia acudir a un profesional de la nutrición, que pueda ayudar y aconsejar. Muchas veces cuando se realizan dietas milagro o estrictas en casa, dejando de lado el cambio de hábitos y prohibiendo muchos alimentos. Como resultado hay un “efecto rebote” nada aconsejable para la salud tanto física como mental.

Después de navidad se intentan hacer dietas “Detox”o dietas “Milagro”, no son saludables porque además de no estar apoyadas por un criterio científico, pueden ser peligrosas para la salud. También crean muchos mitos relacionados con la alimentación y la nutrición. Por último es importante recalcar que nunca funcionan sobre todo a largo plazo, y que además de jugar con la salud también juegan con el bolsillo de las personas.

Alejarse de dietas milagro y construir una vida saludable, con buenos hábitos de alimentación y deporte sería un propósito de lo más acertado. Luchar por conseguir un estilo de vida saludable permitirá no tener que hacer dietas en enero ni nunca.

No temer a la palabra dieta y entender que es una herramienta de organización y planificación podría ser un perfecto propósito para este nuevo año, y eso sí que se podría hacer en enero.

Publicidad