Disfrutar sin sentirte culpable

Disfrutar sin sentirte culpable

Diez ideas de desayuno para mantener la línea en verano

¿Verdad que no almuerzas o cenas cada día lo mismo? Pues haz lo propio con el desayuno. ¡Qué aproveche!

Desayunando
Desayunando | iStock
Laura Conde
  Madrid | 25/06/2019

Adiós bollería, cereales azucarados y zumos de frutas que no hacen sino inyectarnos azúcar por la vena. Ha llegado el momento de apostar por los desayunos saludables para mantener la línea en verano, lo que significa que podemos idear nuevos platos sin necesidad de contar calorías u obsesionarnos en exceso con las combinaciones de ingredientes.

Por suerte, el mundo de la nutrición está cambiando, y hay algunos viejos dogmas que se están perdiendo para que cada persona pueda adaptar su alimentación a sus necesidades, su estilo de vida y sus biorritmos (jamás debería ser a la inversa). ¿Eres de las que prefieres desayunar más bien poco porque el cuerpo no te pide nada por la mañana? Adelante, ya compensarás. ¿Te levantas con un hambre canina? Pues no te cortes, siempre que comas saludable. ¿Te gusta desayunar mucho y no volver a comer hasta mediodía, pasadas unas horas? También está bien. ¿Prefieres disfrutar de tu tentempié de media mañana? Pues claro que sí.

Sea cual sea tu caso y tus circunstancias –al final el desayuno dependerá de tu actividad matinal, tu horario laboral y las particularidades de tu día a día– lo cierto es que el desayuno puede ser más que cereales con leche o el clásico bocata de chorizo. Hay ideas para todos los gustos, y lo interesante es que vayas variando en función de lo que te apetezca. ¿Verdad que no almuerzas y cenas cada día lo mismo? Pues tampoco tienes por qué repetir patrón a la hora de desayunar. Aquí tienes algunas ideas que pueden serte útiles tanto para tomar a primera hora como para degustar a media mañana. ¡Toma nota!

Yogur con fruta y semillas de chía

Un par de piezas medianas de fruta de temporada mezcladas con yogur (siempre entero y sin azúcar, nada de lights, desnatados, edulcorados o azucarados), y unas semillas de chía que mejorarán el tracto digestivo y la retención de líquidos e hinchazón. ¡Ya tendrás listo un desayuno riquísimo en dos minutos! Y si para acabar quieres añadir unas pepitas de cacao puro… el resultado será canela fina.

¡Al rico batido verde!

De espinacas, acelgas, apio, rúcula, aguacate… La idea es utilizar una base de verduras y combinarla con alguna fruta, si te apetece, aunque en menor cantidad (kiwi o melón son ideales para este tipo de batidos), ya que cuentan con una gran cantidad de azúcar y es mejor consumirlas siempre enteras. Prueba a añadir un toque de frutos secos como topping y verás qué manera más fantástica de empezar el día con energía a tope.

Huevos, de cualquier manera

Los huevos contienen proteínas de alto valor biológico, son moderadamente calóricos y constituyen toda una joya para nuestra dieta. Podemos tomarlos en tortilla (con miel y canela es una delicia), o simplemente cocidos, cortados en finas lonchas, acompañando una tostada con aceite de oliva virgen extra y rodajas de tomate. ¿Se puede pedir más?

Desayuno | iStock

Porridge, siempre a punto

Las tradicionales gachas de avena, a las que podemos añadir semillas de chía, son ideales para empezar el día con energía. Podemos tomarlas frías y añadirles un toque de canela o sirope.

¡Al rico aguacate!

La tostada de aguacate siempre es una buena opción para desayunar sano y bien. Pero cuidado, porque si bien es cierto que el aguacate tiene grasas cardiosaludables, además de un montón de vitaminas, también lo es que es bastante calórico, de manera que tienes que comer apenas un trocito y tratar de no combinarlo con otros alimentos como quesos o frutos secos, que aportarán calorías a tu plato. Un buen pan integral, un chorro de aceite de oliva, unas láminas de aguacate y algo de proteína en forma de pavo o pollo serán ideales para empezar el día a tope.

Bebidas vegetales para todos los gustos

De arroz, de avena, de soja, de nuez, de avellana, de almendra… Hay bebidas vegetales para todos los gustos, que tanto podemos añadir al café como a cualquier batido o tomar solas acompañadas de una cucharada de cacao puro. No hay nada más bueno y energético a primera hora de la mañana, y además nos hará olvidar el café. ¡Prueba y verás!

Bizcochos caseros saludables

Una buena idea para esos días en que el cuerpo te pida dulce pero no quieras optar por un desayuno poco saludable, es tener siempre listo un bizcocho casero. Puedes elaborarlo el fin de semana y guardarlo en porciones individuales en el congelador: solo tendrás que descongelarlo el día anterior o el mismo día en la tostadora. La idea es que lo endulces con dátiles o frutas, de manera que no lleve azúcares añadidos y que tengas presente que, pese a que sea saludable, no es un desayuno recomendable para cada día pues es bastante calórico y no deja de llevar harinas refinadas.

Tostadas de boniato

¿Y si sustituyes el pan tradicional por tostadas de boniato, que puedes acompañar de un toque de queso fresco y cilantro? ¿O de un poco de jamón ibérico y aceite de oliva virgen extra? Las posibilidades son infinitas y la propuesta la mar de original.

Zumo de naranja con matcha

Cuando pruebes esta idea sensacional (añadir el matcha en polvo a tu zumo de naranja) te arrepentirás de no haberla puesto en práctica antes. No necesitarás tomar café y será una inyección de energía que te mantendrá despierta durante muchas horas.

Kefir

No hay nada más fácil que elaborar un kefir casero y tenerlo siempre listo para empezar el día. Tiene probióticos, proteínas, grasas –imprescindibles en la dieta, pese a que hayan sido repetidamente demonizadas– y numerosos nutrientes, y permite, además, numerosas combinaciones: tritúralo con frutas de temporada, combínalo con cereales, granola, fruta deshidratada, frutos secos… ¡Una delicia!

Los mas vistos

Hogarmania

Cómo proteger los muebles del jardín en otoño

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.