Novalife » Cuídate » Nutrición

ADELGAZAR

Dietas a base de zumos, ¿qué dicen los expertos sobre ellas?

Existen mil tipos de “dietas milagro”, aquellas que prometen pérdidas de peso “sin esfuerzo”, rápidas, y algunas veces con productos que cuestan un ojo de la cara. Entre tantas dietas hay una cuyo producto estrella son los zumos y batidos “detox”.

Publicidad

Estas dietas dan grandes resultados gracias al “poder detoxificante de los zumos”, o eso dicen... Los nutricionistas desde luego, te aseguran que no es una buena idea.

¿En qué consisten las dietas a base de zumos?

La base principal de este tipo de dieta es sustituir alguna o varias comidas por un zumo o batido “detox”. La palabra “sustituir” ya inspira poca confianza y más cuando te quitan el placer de comer, masticar y saborear los alimentos.

Zumos y batidos detox, ¿qué llevan?

Es importante saber que un zumo no es lo mismo que un batido ni que una pieza de fruta, existen diferencias nutricionales entre ellos.

En primer lugar, es importante priorizar la fruta entera frente a zumos o batidos, ya que de esta forma se pueden adquirir todos los beneficios de este alimento, desde sus nutrientes hasta su poder saciante, algo en lo que tiene mucho que ver la masticación.

En un zumo o batido se pueden ingerir varias piezas de fruta o verdura, pero en su versión entera es difícil comerse más de una o dos. Y no, un zumo no sustituye a una fruta entera. No vale hacerse un zumo con cuatro naranjas y decir que ya se ha cumplido con la ración de frutas recomendada.

Tomando zumo | iStock

En segundo lugar, cuando se prepara un zumo, al exprimir la fruta, por ejemplo, la naranja, se rompe la matriz de la fibra y la fructosa, consiguiendo azúcares libres. ¿Te parece lógica una dieta que consista en “consumir más azúcares”?

Los zumos son menos nutritivos, ya que se reduce la cantidad de fibra, vitaminas y un factor muy importante, la saciedad, lo que nos ayuda a consumir más energía o calorías sin darnos cuenta. Por lo que un zumo acaba siendo “agua con azúcar”.

Sin embargo, con los batidos, esto merma un poco. Al triturar la fruta mantiene su fibra, sus vitaminas y es mucho más saciante por lo que al final acabaremos tomando menos calorías y más nutrientes que si tomáramos un zumo. Aún así, no son razón para dejar de comer alimentos enteros y ni mucho menos van a ayudar más en tu pérdida de grasa. Todo lo contrario.

En general, como hemos visto, los zumos o batidos detox, son un producto hecho a base de frutas y verduras, pero a veces también se añade té, y su color característico normalmente es el verde, por eso en su mayoría de versiones llevan espinacas, acelgas, manzana, apio o pepino. Por lo que a priori un batido de verduras no tiene por qué ser insano.

¿Ayudan a adelgazar?

No, rotundamente no. Ningún alimento tiene la propiedad de ser “adelgazante”, pueden ser más nutritivos, más saciantes, indicados para bajar o subir de peso, pero ningún alimento por sí mismo hace que una persona gane o pierda peso.

Si se sustituyen comidas por estos batidos probablemente haya una pérdida de peso a corto plazo, no por los batidos en sí, sino porque el cuerpo está siendo sometido a una restricción calórica, pero esa pérdida es inviable sostenerla en el tiempo, ya que en cuanto se vuelva a comer de una forma “normal” aparecerá el conocido “efecto rebote” y se verá un aumento de peso.

El déficit calórico que dará la pérdida de peso se puede llevar a cabo comiendo alimentos enteros (de hecho es mejor que los tengas que masticar), con unos buenos hábitos de actividad y ejercicio físico, y por supuesto, mejor si es acompañada por un dietista-nutricionista. Por lo que no, no es necesario beber batidos de acelgas y pasar hambre.

En conclusión, mejor fruta entera que zumos o batidos, mejor batidos que zumos, y siempre opciones hechas en casa. Nunca en sustitución de comidas ni con el objetivo de adelgazar.

Publicidad