Novalife » Cuídate » Nutrición

AYUNOS

¿Es conveniente no cenar para perder peso?

En lo de adelgazar, cada maestrillo tiene su librillo y lo que le funciona a una puede que no surta efecto en otra pero la clave parece estar clara: comer menos y moverse más.

Publicidad

Así que en esa ecuación, vas valorando y haciendo según puedas con tal de quitarte unos kilitos antes de irte a la playa o a esa casa rural que has alquilado con tanto mimo. Muchas cosas influyen en lo que será tu pérdida de peso: tu voluntad, la dieta que hagas, la edad (ya se sabe que, a más años, más dificultad para perder kilos), la actividad física que escojas…

Muchas personas realizan el denominado ayunto intermitente que consiste en no ingerir alimento durante una franja horaria amplia que puede incluir la cena (y así te aprovechas de las horas de sueño para no comer), el desayuno… va en gustos.

Pero, ¿es conveniente no cenar para perder peso? Veamos qué nos dice al respecto la nutricionista Paloma Quintana.

“Realmente, para adelgazar perdiendo grasa, necesitamos inducir un déficit calórico, al quitar momentos de ingesta, sea desayuno, comida o cena, hay probabilidades de generar un déficit calórico. En ese caso, saltarse la cena, puede suponer una ayuda. En segundo lugar, nuestros ritmos circadianos, hacen que por la noche, sobre todo las personas sedentarias, sean menos sensibles a la insulina, por lo que les venga mejor comer poco o nada. Y en tercer lugar, se ayudaría a aumentar las horas de ayuno, eso, por explicaciones más complejas o otras más simples como de nuevo, comer menos, induciendo déficit calórico, también sumaría puntos a no cenar”, explica Quintana.

Adelgazar | iStock

Pero, ¿te conviene más eliminar la cena o te convendría quitar el desayuno? “La realidad es que la cena es una comida con probabilidad de ingerir alimentos saludables, se suele cenar verdura, ensalada, pescado, tortilla. Si eliminamos la cena y mantenemos nuestro desayuno cargado de harinas y azúcar (zumos, galletas, tostadas), y la comida con poca verdura, al quitar la cena eliminamos la oportunidad de ingerir alimentos nutritivos. Por este motivo, cuando hablamos de ayuno o eliminar una comida, suelo recomendar que sea la primera del día, en la que se ingieren alimentos menos recomendables”, determina Quintana.

O sea, si eliminas la cena con intención de perder kilos pero luego en el desayuno ingieres alimentos que no te convienen para ese déficit calórico (con la excusa de que total, como anoche no cenaste), no solo no adelgazarás sino que habrás dejado de ingerir alimentos que son buenos para ti.

Sí es interesante hacerlo si tu desayuno es saludable: tu café o té, unos huevos, una pieza de fruta, un yogur, unos frutos secos…

En resumen: si la comida en la que sueles pecar es el desayuno, te convendría mejor realizar ese ayuno eliminando la primera comida del día y no la cena. Y en la cena podrías consumir alimentos saludables como ensaladas, sopas, tortilla, legumbres, yogur…

Publicidad