Novalife » Cuídate » Nutrición

BELLEZA Y SALUD

Cinco motivos por los que no hacer la operación bikini

Con la inminente llegada del verano, la presión de mostrar más partes de nuestro cuerpo ante otras personas nos lleva a realizar todo tipo de propuestas que, lejos de ayudarnos, acentúan el problema (que no es el peso) ¿Quieres saber por qué?

Cinco motivos por los que no hacer la operación bikini

iStock Cinco motivos por los que no hacer la operación bikini

Publicidad

Huele a playa, has realizado el cambio de armario, te pruebas la ropa del verano anterior y no te queda como te gustaría o alguna no te sirve. A su vez las portadas de las revistas exponen todo tipo de propuestas para cambiar tu apariencia en cuestión de semanas: “pierde X kg con el método X”, “prepara tu cuerpo para la playa”, “reduce abdomen con la dieta de X”, “elimina la celulitis con el método X”, “te enseñamos cómo vestir para disimular cartucheras”… acompañado de imágenes de mujeres con una misma apariencia estética, la misma que tienen casi todas las mujeres que exponen sus cuerpos en fotos que ves en tus redes sociales.

Una presión además, dirigida a mujeres, como ya lo indica su propio nombre: operación bikini, que no es operación bañador, ni operación playa. Estos mensajes acentúan la creencia de que algo en tu cuerpo no está bien, que no es válido tal como es, que no se asemeja a los de las mujeres de esas imágenes y por lo tanto, empiezas a sentir rechazo hacia él, a sentir urgencia de cambiarlo, para no ser una nota discordante entre tanto “cuerpo 10”. Y llegado a este punto, te aferras a cualquiera que te venda una solución rápida.

Adelgazar
Adelgazar | iStock

Pues para que no caigas cada año, aquí te dejo 5 motivos para no empezar la operación bikini:

1. Porque es denigrante para la mujer. Cuando te incitan a cambiar tu cuerpo para parecerte a los cánones de belleza vigentes del momento, te están diciendo que tu cuerpo no es válido tal como es. Como si todos los cuerpos tuviesen que ser iguales, y si no lo son, hubiese que cambiarlos para que se parezcan. Pues la realidad es la contraria. Cada cuerpo es diferente y eso es lo normal, lo que no es habitual es que las mujeres no tengan celulitis, no tengan estrías, flacidez… Y todas estén cortadas por el mismo patrón.

2. Porque no se centran en el proceso sino en una recompensa temporal. Da igual cómo te sientas, si pasas hambre, si disfrutas de lo que estás comiendo/haciendo… Está todo enfocado para un fin que se mide en kilos. En este caso el fin justifica los medios. Y por lo tanto, al ser algo que disfrutas, es algo que no vas a mantener en el tiempo.

3. Porque no te enseña a mejorar tus hábitos. Lo importante en la operación bikini no es establecer unas rutinas saludables y compatibles con tu vida que sean sostenibles todo el año, sino que lo importante es conseguir una imagen determinada en una fecha y por lo tanto, en lugar de enseñarte cómo han de ser tus hábitos y cómo llegar hasta ahí de una forma progresiva, solo te dicen que te ciñas a comer lo que te dicen y las cantidades que te dicen durante un tiempo para luego volver a comer como antes.

4. Porque acentúan los mitos alimentarios. A mayor número de dietas, mayor número de mitos alimentarios promovidos por cada una de ellas, que alejan cada día más a la persona de establecer unos patrones dietéticos saludables todo el año.

5. Porque no es bueno para tu salud. La operación bikini es causa de estrés y ansiedad e incluso puede ser el inicio de una mala relación con la comida, con la actividad física y con tu cuerpo. Y los métodos utilizados para ella, al cumplir la premisa de que tienen que ser rápidos, tienen sus consecuencias sobre la salud física y psicológica, no solo en el corto plazo sino en el largo plazo.

Publicidad