Tienes hambre, vas a la nevera y coges algo de comer. Sigues teniendo hambre, así que vuelves a la cocina, pero esta vez coges otra cosa. En algunas ocasiones vamos rápido, no queremos cocinar o no tenemos lo que nos gustaría comer exactamente, así que mezclamos lo primero que hay en la nevera. Pero las combinaciones que comes no siempre son tan buena idea y, a veces, pueden causarte malestar o evitar que tu cuerpo adquiera las propiedades de estos alimentos correctamente. En el vídeo te contamos algunas de las mezclas de alimentos que deberías evitar fundamentalmente.

Mezclar determinados alimentos entre sí puede causarnos acidez, reflujo gástrico o que nos sintamos pesados e hinchados después de comer. Algunas de estas combinaciones de dos ingredientes pueden influir en los procesos de fermentación de alimentos, lo que produce acidez estomacal y gases. Otras mezclas de alimentos pueden causar que uno de los dos impida que se absorban las propiedades y minerales que posee el otro. Esto ocurre en ocasiones con el magnesio, presente en verduras como las espinacas o las acelgas y que ayuda a sentirte con mayor vitalidad.

Algunos alimentos ácidos, como la leche, el arroz, la carne roja o las frutas, pueden cuajarse en el estómago si se mezclan con otros. Este proceso puede destruir las enzimas digestivas, que ayudan a que se produzca una digestión sana. Además, estas enzimas reducen la sensación de hinchazón y gases, disminuyen las alergias alimentarias y pueden mejorar las condiciones de úlceras y hernias de hiato.

La combinación de dos alimentos ricos en minerales también puede provocar que el cuerpo no asimile ninguno de los dos. Por ejemplo, el hierro, necesario para el desarrollo y crecimiento del cuerpo, no reacciona bien con el calcio, mineral presente en huesos y dientes. Por lo tanto, si quieres aprender qué alimentos no deberías mezclar entre sí para tener una correcta digestión, no te pierdas el vídeo de la parte superior.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Alimentos con efectos laxantes que te ayudarán a ir al baño

Los cinco alimentos que la OCU recomienda no lavar