Escalador

Apoya las manos en el suelo y estira tu cuerpo, pero deja un pie más adelantado que el otro. El ejercicio consiste en intercalar la posición de los pies a la mayor velocidad posible, en este caso durante 20 segundos. Repite 4 veces con 15 segundos de recuperación entre ellas.

Sentadilla con salto

Agáchate como si fueras a realizar una sentadilla tradicional y, cuando estés abajo, impúlsate para dar un salto. Amortigua en la caída para volver a la posición de sentadilla y empezar de nuevo. Realiza tres series de 15 repeticiones y descansa 30 segundos entre ellas.

Tijeras en escalón

Para este ejercicio, necesitarás localizar un bordillo o la parte baja de una escalera. Comenzarás con uno de los pies sobre él y el otro abajo e irás intercalando uno y otro hasta alcanzar una velocidad moderada. Cada una de las 4 series deberá durar 30 segundos con 20 de descanso entre una y otra.

Saltos laterales

Busca una raya en el suelo que te sirva de referencia y colócate a un lado de ella con los pies juntos. Sin separarlos, salta lateralmente al otro lado de la raya, y regresa del mismo modo al lugar de partida. Intenta coger velocidad en los saltos para que el ejercicio sea más efectivo. Realiza cinco series de 20 segundos, con descanso de otros 20 entre ellas.

Lo ideal para empezar a notar resultados es que realices esta tabla al menos dos días por semana. Pero recuerda que es fundamental acompañarla de una dieta equilibrada.