1. Plancha con un pie

Con antebrazos y puntas de los pies apoyados, baja la cadera y aprieta el abdomen para que tu cuerpo dibuje una tabla. Una vez consigas estabilidad, levanta un pie y permanece 12 segundos en esa posición. Descansa 5 segundos y haz lo mismo con la otra pierna. Son cinco repeticiones con derecha y cinco con izquierda.

2. Plancha lateral con pierna arriba

Esta vez, tu cuerpo no mira hacia el suelo sino hacia una pared. Con el peso sobre un antebrazo y la zona externa del pie del mismo lado, aprieta el abdomen para mantener la estabilidad. Eleva la pierna que no tienes apoyada para complicar el ejercicio. Deberás aguantar 12 segundos y repetir hasta 4 veces con descansos de no más de 5 segundos. Cuando termines, cambia de lado.

3. Plancha con lagartija

Como en el primer ejercicio, apoya los antebrazos y las puntas de los pies en el suelo, de modo que el cuerpo quede alineado. Inmediatamente después, apoya las palmas de las manos, primero una y luego otra, y vuelve rápidamente a la posición de los antebrazos. Cambia de una a otra hasta completar 15 segundos. Son cuatro series con 10 segundos de descanso entre ellas.

4. Plancha con círculos

Desde la misma posición de plancha con antebrazos apoyados, dibuja con tu cuerpo un círculo en la dirección de las agujas del reloj. Para que el ejercicio sea correcto, el movimiento debe salir de los tobillos. Aguanta 15 segundos, descansa 8 y repite 4 veces. Cuando termines, realiza el mismo ejercicio en la dirección contraria.

Con la práctica, aguantarás cada vez más tiempo y notarás una evolución en tu abdomen.