Novalife » Cuídate » En forma

TRAS EL EMBARAZO

Qué hacer y qué no hacer cuando tienes diástasis abdominal

Después de un embarazo, es relativamente frecuente que los rectos del abdomen hayan quedado separados por la línea alba. Es lo que comúnmente se conoce como diástasis abdominal. Te explico qué puedes hacer para combatirla.

Publicidad

Ten en cuenta que el abdomen sirve de protección a nuestros órganos, por lo que encontrar una solución a la diástasis es trascendental. Evita cualquier ejercicio de impacto hasta que el abdomen se haya cerrado: Olvídate de salir a correr y saca de tu rutina cualquier ejercicio que implique un salto.

Cuando realices un esfuerzo, vigila que no retienes el aire. Muchas veces lo hacemos para ejercer mayor presión. Es lo que se conoce técnicamente como maniobra de Valsalva, y debe sustituirse por una expulsión prolongada del aire en el mayor momento del esfuerzo.

Dos ejercicios que sí te ayudarán a recuperarte son, en primer, El Bird dog:

Apoya rodillas y palmas de las manos en el suelo. Estira una pierna y el brazo contrario al mismo tiempo que coges aire, y expúlsalo mientras vuelves a la posición inicial. Inmediatamente después, deberás repetir con la pierna y el brazo contrarios.

Y el segundo de los ejercicios recomendados es el Bicho muerto con resistencia. Túmbate boca arriba y flexiona las rodillas a 90 grados. Estira los brazos en vertical, de modo que las palmas de las manos queden enfrentadas y empuja una contra la otra. Primero haz fuerza hacia la izquierda y luego hacia la derecha. La mano contraria deberá ejercer una leve resistencia.

Si la diástasis es demasiado grande o nadie ha valorado su gravedad, no trabajes por tu cuenta: ponte cuanto antes en manos de un profesional.

Seguro que te interesa:

Cuatro ejercicios que deberías acostumbrarte a practicar si quieres evitar las pérdidas de orina

Pilates sin salir de casa: Ejercicios nivel iniciación

Publicidad