Novalife » Cuídate » En forma

EJERCICIO

¿Puedes adelgazar dando paseos?

La fórmula para perder peso parece sencilla: cuidado de la dieta y actividad física. Si lo tuyo no es correr, pero sí caminar, ¿puedes perder kilos con esas caminatas?

Publicidad

Vaya por delante que nos da la impresión de que estamos ante una sociedad de poco esfuerzo: queremos todo y lo queremos ya. Es decir, llevado a este terreno de la pérdida de kilos, queremos perder mucho, muy rápido y con el menor esfuerzo posible. Y claro, esto no es posible, porque como dice la sabiduría popular, el que algo quiere, algo le cuesta.

Dicho lo cual, imaginemos que lo tuyo no sea ni el gym, ni correr como un poseso ni la bicicleta: a ti lo que te va es la caminata. Puedes estar horas y horas caminando, perderte entre calles o por el campo y además, te encanta. ¿Pueden ayudarte esos paseos a perder peso? Pues sí, pero vayamos por partes.

Si buscas perder peso, el primer aspecto fundamental, como ya sabrás, es la dieta: de nada sirve ponerse a hacer deporte si comes mal y no cambias tus hábitos. O sea, primero hay que empezar por cuidar lo que ponemos en el plato, abusando sobre todo de vegetales y frutas y dejando los azúcares y los hidratos de carbono. Es decir, que si quieres adelgazar lo primero que tienes que hacer es disminuir tu ingesta calórica. Y además, acompañarlo de deporte. ¿Los paseos también cuentan? Pues sí, pero hay que ver cuánto tiempo estás paseando y sobre todo, cómo realizas esos paseos porque si son contemplativos y dicho de forma clara, no sudas, pocas calorías gastarás.

En líneas generales lo idóneo es realizar, cada día, al menos, 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada. Eso dice el American College of Sports Medicine. ¿Eso basta si quieres perder peso? Por supuesto, no: tendrás que incrementar esas cifras y hacer ejercicio más tiempo e incrementar también la intensidad.

Adelgazar | iStock

¿Cuánto? Pues en esto no hay reglas, dependerá de cuánto quieras perder, de tu agenda, de cómo estés comiendo: hay estudios que dicen que las personas obesas deberían aumentar el tiempo de ejercicio a entre 3,3 y 5 horas a la semana: o sea, si lo tuyo es caminar, esa caminata debería durar una hora durante 4/5 días a la semana para poder perder peso. Si le añades tiempo adicional, mejor: más perderás.

Una persona que empieza a caminar y que cuida su dieta (no lo olvides, lo uno no sirve sin lo otro) puede llegar a perder dos kilos. Caminar de forma regular, sobre todo en las personas que llevan una vida sedentaria, te ayudará a estar en forma: caminar es un ejercicio de intensidad baja-media y los resultados pueden notarse en el medio largo. Eso sí, nada de caminatas relajados disfrutando del entorno: tienes que quemar calorías y habrá que sudar la camiseta. Tienes un montón de aplicaciones gratuitas en las que verás las distancias recorridas, los pasos que has dado, el ritmo cardiaco, la distancia recorrida, etc.

En definitiva, la tecnología te lo pone fácil para que veas cómo son esos paseos y si debes o no incrementar el ritmo para lograr tu objetivo. Y si tienes dudas, nunca está de más el asesoramiento con un entrenador personal que te ayudará en lo que te plantees. ¡Buen paseo!

Publicidad