Split con escoba:

Con la escoba arriba, sujeta en una de tus manos en posición horizontal, y el brazo contrario rebajado abajo, ejecuta una gran zancada hacia adelante. La pierna que se adelanta deberá coincidir con el brazo arriba, y la de detrás quedará flexionada cerca del suelo. Ambas regresarán luego a la posición inicial. Realiza 3 series de 20 repeticiones con cada pierna, y descansa 45 segundos entre ellas.

Sentadilla con toallas:

Una toalla en cada pie servirá para añadir inestabilidad y permitirá realizar un ejercicio más completo. En la bajada, con los pies a la anchura de los hombros, intenta apoyar totalmente la planta y no ponerte de puntillas. Son 3 series de 15 sentadillas con descansos de 30 segundos.

Fondos de tríceps con silla:

Sitúate de espaldas a la silla y siéntate con las piernas estiradas y solamente los talones de los pies apoyados. Agárrate al borde de la silla y descuélgate, de modo que sobre ella sólo queden tus manos. Desde esa posición, tu cuerpo descenderá y volverá a subir, pero siempre sin volver a apoyar el trasero. Son 3 series de 15 repeticiones con 30 segundos de descanso.

Swing con mochila:

Como imagino que no tienes una kettlebell en casa, puedes meter peso en una mochila pequeña: cartones de leche, paquetes de arroz o lo que tengas a mano. Separa las piernas para dejar espacio a la mochila y saca culo, pero sin dejar caer la espalda. Utiliza la cadera para dar impulso al movimiento de los brazos, de modo que estos alcancen la altura de los hombros. Deberás completar 3 series de 20 repeticiones.

Seguro que no habías imaginado cuánto material para hacer deporte tienes en casa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Cómo perder entre 4 y 6 kilos sin hacer dieta y no volver a ganarlo

Los mejores ejercicios para un glúteo fuerte y elevado