Te propongo que dibujes dos marcas sobre el suelo: cualquier elemento que dibuje dos líneas paralelas, como unas gomas o un par de toallas.

Coordinación de pies, ejercicio 1: Parte de la posición de pies juntos entre las dos marcas. Se trata de salir de ellas, primero con un pie y luego con el otro, y de volver a entrar en el mismo orden. Cuando completes 30 segundos, podrás pasar al siguiente ejercicio.

Coordinación de pies, ejercicio 2: Sitúate junto a una de las marcas y desplázate lateralmente saltando la goma con pies alternos. Dos pies al medio primero, dos pies para salir hacia el lado contrario y vuelta del mismo modo. También aquí son 30 segundos para pasar al ejercicio 3.

Flexiones con desplazamiento de pies: Parte de la posición de tabla con codos estirados y sitúa los pies entre las marcas. Por cada fondo, deberás modificar su situación, abriendo piernas por fuera de las marcas, y cerrando tras la siguiente flexión. Completa 15 repeticiones y ve al último ejercicio.

Sentadillas con gomas: Si dispones de elásticos, para el ejercicio número 4 puedes coger un extremo de las gomas con cada mano. Se trata de ejecutar 20 sentadillas manteniendo esa tensión permanente. Una vez superado el ejercicio, repetirás 4 veces todo el circuito.

Si durante el ejercicio te empezases a encontrar mareado o muy débil, haz caso a la lógica y tómate un descanso.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Los mejores ejercicios para un glúteo fuerte y elevado

Empieza a correr con estos sencillos consejos para principiantes