Correr, hacer yoga, andar rápido... cualquier actividad física beneficia nuestra salud y puede ayudarnos a estar en forma. Sin embargo, a la hora de mantener la línea, no todo es deporte. Un buen descanso, de ocho horas diarias, y una buena alimentación son factores que ayudan a determinar la salud que tenemos.

No todos los alimentos provocan los mismos efectos en el organismo. Ni tampoco la hora a la que los ingerimos, sobre todo si vamos a hacer deporte después. Mientras algunos pueden favorecer la quema de grasas, otros producen el efecto contrario para los deportistas. Esto no quiere decir que no debas tomar ciertos alimentos, sino que el momento en el que los tomas importa más de lo que piensas.

Algunos platos preparados pueden generar problemas gastrointestinales, mientras que otros productos pueden provocar que la digestión sea más lenta que de costumbre o que sientas una pesadez estomacal, no muy conveniente cuando vas a hacer ejercicio. En el vídeo de la parte superior te contamos qué alimentos producen estos efectos y por qué no debes tomarlos antes de hacer deporte.

Entrenar sin desayunar, ¿es una buena idea?

La corriente de hacer ejercicio en ayunas tiene tanto defensores como detractores. Las personas que están a favor de esta práctica defienden que entrenar sin desayunar quema más grasas que hacerlo después de ingerir algún alimento. Sin embargo, esta práctica puede conllevar problemas como la fatiga repentina y la pérdida de energía.

Si no tienes muy claro cuál de las dos tendencias seguir, lo mejor es que comas antes de hacer cualquier tipo de ejercicio, para evitar problemas de fatiga. Pero ten en cuenta qué es lo que debes ingerir y qué alimentos pueden perjudicarte cuando haces ejercicio. En el vídeo superior puedes descubrir qué alimentos no son convenientes para antes de hacer deporte.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Los mejores ejercicios para un glúteo fuerte y elevado

Cómo perder entre 4 y 6 kilos sin hacer dieta y no volver a ganarlo