- Tijeras en el suelo: Comienza con uno de los pies más adelantado y ve intercambiando la posición de uno por la del otro. Se trata de alcanzar la máxima velocidad posible durante 15 segundos. Realiza 4 series con otros 15 de descanso entre ellas.

- Saltos laterales: Sitúa algún elemento en el suelo que te valga como referencia. Colócate con los pies juntos a un lado de él, salta lateralmente al otro lado, y regresa al lugar inicial del mismo modo hasta completar 10 segundos. Lo ideal es que vayas acelerando el ritmo y descanses 15 segundos entre cada una de las 4 series.

- Step Up: Para realizar este ejercicio necesitarás un banco o un step como apoyo. Deja un pie fijo arriba, y sube y baja el otro hasta 15 veces. La velocidad no es tan importante como controlar bien la bajada. Completa 2 series con cada pierna.

- Sprint y trote: Comienza a trotar en el sitio a un ritmo que puedas mantener con cierta comodidad durante 15 segundos. Justo después, realiza un sprint de unos 8 segundos sin desplazamiento y a la mayor intensidad posible. Repítelo hasta un total de 4 veces.

Ponte al día con el deporte y evita ponerte malo este invierno.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿Qué alimentos de temporada pueden ayudarte a perder peso este otoño?

Espaldas, hombros, garganta... alivia estos y más dolores con el truco de la pinza

Empieza a correr con estos sencillos consejos para principiantes