Novalife » Cuídate

CONSEJOS PARA EL BUEN TIEMPO

Cómo lucir unos brazos tonificados este verano

Pasan todo el invierno escondidos bajo un jersey y comenzamos a acordamos de ellos cuando llega el buen tiempo. Evita la flacidez en los brazos y gana fuerza con los ejercicios que te proponemos.

Publicidad

Más allá de los complejos y las preferencias físicas de cada cual, unos brazos saludables suelen ir acompañados de buenos hábitos.

El verano es la estación del año en que permanecen todo el día a la vista, y les prestamos especial atención. Si tú también quieres montrar unos biceps y unos triceps fuertes, este entrenamiento es la mejor forma de empezar.

Recuerda que en el vídeo dispones de una explicación de la técnica de cada ejercicio, para que sea efectivo y no corras el riesgo de lesionarte:

Flexiones con codos pegados

Sitúa las palmas de las manos y las puntas de los pies en el suelo, dobla los codos y pégalos a ambos lados del tronco. Intenta aproximar cadera y pecho al suelo al mismo tiempo y regresa arriba. Si te resulta demasiado intenso, apoya las rodillas en el suelo. Ejecuta 10 flexiones, descansa un minuto y repite hasta 3 veces.

Curl alterno de bíceps

Sitúate de pie, con los brazos pegados al cuerpo y las palmas de las manos mirando hacia adelante. Coge una mancuerna o algo de peso en cada mano y flexiona el codo, de modo que la mano de su mismo lado se aproxime al hombro. Ve cambiando de brazo hasta completar 20 repeticiones con cada uno, descansa 45 segundos y vuelve a empezar hasta tres veces.

Patada de tríceps

Comienza estirando el brazo hacia atrás. Una vez ahí, flexiona y extiende el codo de forma controlada y sin dejar que el brazo caiga. Son 3 series de 15 repeticiones con cada brazo sin descanso entre medias.

Curl martillo de biceps:

Con algo de peso en cada mano, estira los brazos a ambos lados del cuerpo, de modo que tus nudillos coincidan con tus piernas. Con los brazos próximos al tronco, dobla tus codos y dirige las manos al mismo tiempo hacia los hombros. Son 3 rondas de 15 repeticiones con 30 segundos de descanso.

Lo ideal es que repitas esta rutina dos veces por semana y la compagines con ejercicios de abdomen y de tren inferior.

Recuerda además lo positivo que es modificar tus hábitos alimenticios, no tanto para comer mejor, sino para dejar de comer mal.

Publicidad