CONSEJOS PARA PADRES

CONSEJOS PARA PADRES

Los alimentos sólidos y la masticación de los niños

Dentro del IV Encuentro #ConectaConTuHijo, organizado por Guiainfantil.com, Odile Fernández, médico de familia y autora del libro ‘Mi niño come sano’, ofreció consejos para introducir los alimentos sólidos a los pequeños de la casa. ¡Toma nota!

Seguro que te interesa

La recomendaciones actuales de la OMS (van cambiando según los años o las décadas) dicen que hay que esperar hasta los seis meses para introducir cualquier sólido al niño.

A partir de los seis meses, el pequeño va mostrando cierto interés por la comida y algunos pueden que incluso intentar coger ciertos alimentos o llevárselos a la boca ellos solos. ¡Eso es buena señal! ¿Cuáles son las mejores recomendaciones para iniciarse con los sólidos?

  • Se trata de un complemento, donde la base es la leche materna o la leche artificial. Es alimentación complementaria, que el niño va probando, y hasta los dos años no debemos alarmarnos si el niño no come de todo.
  • Empezar cuanto antes con el sólido y evitar, siempre que se pueda, el triturado. Si esperamos al año, luego pueden ser esos adultos que tienen que tener las lentejas pasados.
  • Y, a partir de los seis meses, se puede empezar por el alimento que se quiera. Ya no es obligatorio que primero sea la fruta o la verdura, hay libertad. Todo dependerá de la cultura y las costumbres de cada casa.
  • No dar, eso sí, ni sal ni azúcar
  • Esperaremos a que sean mayores para ofrecer pescado azul grande como el atún o emperador.
  • Las verduras de hoja verde que sea la última verdura o de las últimas en introducir.
  • Evitar la comida ultra procesada
  • Y la leche de vaca, los yogures y el queso hasta el año no deben introducirse.
  • Esperar, al menos, un día entre la introducción de un alimento y otro por posible riesgo de alergias o intolerancias.

Cómo enseñar a un niño a masticar

A muchos niños se les hace la comida bola. Esto tiene que ver con la introducción tardía de los sólidos. Si tardamos mucho en dejar de usar la batidora, estaremos provocando que el niño rechace todo tipo de alimento sólido y, por tanto, no quiera masticar.

También es cierto que hay alimentos que son más fáciles de masticar (un pescado frente a un pieza de carne) y eso es importante que, como padres, lo tengamos en cuenta.

Y, sobre todo, tener paciencia y ponernos en el lugar del niño.

SEGURO QUE TE INTERESA

Las mejores leches de fórmula del mercado

guiainfantil.com
 Madrid | 15/04/2019

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.