ESTRÉS INFANTIL

ESTRÉS INFANTIL

Las razones que explican por qué los niños tienen estrés

Del estrés infantil, de sus causas, de sus síntomas y de cómo gestionarlo se habló en el V Encuentro #ConectaConTuHijo, organizado por Guiainfantil.com con Úrsula Perona, psicóloga infantil y divulgadora.

¿Cómo es posible que un niño tenga estrés? ¿No es el estrés algo relacionado con el ritmo de vida de los mayores? ¿Por qué cada vez más niños sufren de estrés? ¿Dónde está la causa del estrés infantil? Más de un padre se habrá hecho estas preguntas en algún momento de su vida y, en este post, queremos ayudarte a encontrar una respuesta a todas ellas.

“El estrés excesivo o patológico, desgraciadamente, no es exclusivo de los adultos. El estrés es un estado que implica mente y cuerpo y que está presente en el ser humano desde el nacimiento”, explica Úrsula Perona, psicóloga infantil.

El estrés es la respuesta de nuestro organismo ante una situación que percibimos como demasiado exigente para nosotros, que nos vemos sin recursos para afrontar. No es malo, ya que nos moviliza para afrontar un desafío. Por ejemplo, si mañana tenemos un examen final y no sentimos estrés, difícilmente nos movilizaremos para estudiar. Ahora bien, el estrés garantiza que nos pongamos las pilas y dediquemos ese esfuerzo final para aprobar el examen.

Sin embargo, el estrés adaptativo, el “bueno”, se da en momentos puntuales que exigen mucho de nosotros, pero no estamos diseñados para experimentar estrés continuamente, que es lo que sucede hoy en día: estamos estresados a diario, o durante varios momentos al día.

Síntomas físicos y emocionales que muestra un niño con estrés

El estrés implica una activación fisiológica importante, el organismo se prepara para una situación que se percibe como desproporcionada. Al principio, el estrés activa el sistema simpático y, por lo tanto, nos sentimos con energía, activos, fuertes… Es la fase en la que el niño se puede mostrar nervioso, inquieto, irritable o agresivo. Pero después viene la “resaca” del estrés: el cansancio, el llanto y la tristeza, el sueño… Es la parte en la que el cuerpo, después de ese sobre esfuerzo, paga las consecuencias.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Los antojos y aversiones de la embarazada

El estreñimiento en bebés

Cómo evitar y tratar la obesidad infantil

guiainfantil.com
  Madrid | 10/05/2019

Los mas vistos

Hogarmania

Reciclando palés: Camas, armarios para la TV, mesas de salón y muchas ideas más

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.