Cuando los padres dejamos un móvil a nuestros hijos, tenemos que educarles en un correcto uso y advertirles de ciertos riesgos que se pueden encontrar en la red, porque no todo es tan bonito como se muestran en muchos perfiles de Instagram.

Y es así como tenemos que hablarles del grooming, prácticas online que algunos adultos realizan con el fin de ganarse la confianza de un menor, engañándole para obtener satisfacción sexual y/o materiales pornográficos. La cosa puede llegar a cotas más graves como es el abuso sexual.

Los riesgos del sexting en la adolescencia

También del sexting, que consiste en el intercambio de fotografías o vídeos íntimos con contenido erótico entre los propios jóvenes y con el peligro de que ese contenido salga del móvil o del ordenador de los chavales, se pierda el control sobre él y llegue a manos de alguien que pueda utilizarlos para hacer chantaje.

Las ex parejas utilizan este tipo de vídeos o fotografías para vengarse. Si te presionan para que envíes algo, piensa que una persona que te quiere no te obliga a hacer algo que no te apetece hacer. Si te dicen ‘Si me quisieras lo harías’ a lo mejor esa persona no te quiere tanto como imaginas.