PRIMEROS AUXILIOS

PRIMEROS AUXILIOS

Cómo prevenir y actuar en los ahogamientos en las piscinas

Desgraciadamente todos los veranos conocemos varios casos de niños y niñas que mueren por ahogamiento en piscinas o en el mar. Para intentar reducir al máximo estos accidentes, dentro del III Encuentro #ConectaConTuHijo, organizado por Guainfantil.com, Beatriz Martín, enfermera pediátrica, dio una decálogo para prevenir y actuar en caso de ahogamiento. ¡Toma buena nota!

Seguro que te interesa

Más del 50% de los fallecimientos infantiles por ahogamiento suceden en piscinas privadas. Además, el 85% de estas muertes podría evitarse con un adecuado vallado de las piscinas y con enseñarles a nadar lo más pronto posible.

Si quieres disfrutar de un verano tranquilo en familia, toma nota de decálogo que la Asociación Nacional de Seguridad Infantil ha elaborado para evitar ahogamientos en las piscinas

1. Supervisión continua

Se debería “nombrar” un responsable de la supervisión o hacer turnos, para no caer en el error de confiar en que otro está observando a los niños y no ser así.

2. Norma 10/20

Cada 10 segundos, el adulto responsable de la vigilancia debe mirar si hay niños dentro de la piscina o alrededor de ella y debe poder llegar a ella en menos de 20 segundos, o lo que es lo mismo, debe poder alcanzar al niño con el brazo.

3. Detectar riesgos

Evaluar si el peque podría llegar por sí mismo a la piscina en un descuido. Para ello podemos recorrer el camino desde el hogar hasta la piscina tal y como lo haría el niño.

4. Niveles de protección

En función de los riesgos detectados y las características de la casa, se instalarán los dispositivos de seguridad que eviten que el niño pueda llegar a la piscina, tanto en el interior de la casa como en el exterior (vallas, cerrar puertas…)

5. Aprendizaje y educación

Los niños deben aprender lo antes posible a flotar, primero, y a nadar después. Aún con este aprendizaje, no podemos olvidar que posibles accidentes, como caídas y golpes o una mala digestión, pueden conmocionar al pequeño, por lo que sigue siendo imprescindible tener en cuenta la norma 10/20.

6. Dispositivos de rescate

Tener a mano equipos de rescate básico: salvavidas, pértiga y teléfono.

7. Orden

El mejor hábito es el de recoger los juguetes y otros elementos de flotación que puedan resultar llamativos para el niño.

8. Drenajes

La revisión y el mantenimiento de estos elementos, así como el alejamiento infantil de las partes mecánicas y de los filtros de la piscina, son las mejores medidas preventivas para evitar lesiones o mantenerse sumergidos por la succión sin posibilidad de salir a la superficie.

9. Elementos de seguridad

Elementos de seguridad activa (vallas de piscina y cobertores), que evitan el contacto directo del niño con el agua, y elementos de seguridad pasiva (alarmas perimetrales y alarmas de inmersión), que nos avisan cuando el niño ya ha entrado en el agua, por lo que el tiempo de reacción del adulto se acorta.

10. Emergencias

Los adultos y los niños deberían interiorizar el procedimiento en caso de emergencia por ahogamiento: PAS (Proteger, Alertar y Socorrer), teléfono de emergencia (1-1-2), y aprender cómo hacer la Reanimación Cardiopulmonar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Cómo reaccionar en caso de una situación de emergencia con nuestros hijos

Guiainfantil.com | Madrid | 06/03/2019

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.