Novalife » Belleza

Se lleva lo curvy

Vivan las curvas: esta es la mejor manera de sacar partido a los kilos de más tras el confinamiento

El confinamiento nos ha dejado la sensación, en cierta medida, de que se puede comer mejor, y se puede cocinar casi de todo. Si eres de las que has arrasado con la harina en el supermercado, y te has hecho todas las tartas posibles, felicidades. Has disfrutado como la que más.

Chica sexy

iStock Chica sexy

Publicidad

Sí, puede que ahora que estamos en verano e hiciste el cambio de armario te hayas dado cuenta que tu ropa… como decirlo… mira, ya no te vale, no es que esté estrecho por la sisa, por el pecho, la tripa se note demasiado… Has engordado, no pasa nada. Y ya que estamos, y tal vez se avecine un nuevo confinamiento, pues para qué negarlo, no se vive tan mal en el mundo curvy.

Si has aceptado que la curva es bella, y mucho, te espera un verano tranquilo, maravilloso, comiendo lo que quieras y sin preocuparte de calorías, menús, pesando alimentos y realizando tres o cuatro menús por adelantado para el resto de la familia mientras tú miras con desdén tu plato insípido.

Una de las ventajas de haber cogido unos kilos es que por fin te puedes poner esos escotes que deseabas. Cuando engordas, lo hace todo tu cuerpo, y también el pecho, así que mira, luce escote como quieras, tanto en blusas, camisetas, vestidos, y sujetadores más sugerentes.

Otro de los grandes éxitos es que los ‘camisones de diva’, los blusones o vestidos de verano ligeros y sueltos, que antes no te atrevías, ahora te sientes feliz. No es que quieras ocultar tus curvas, ¡para nada!, es que ahora te sientes más segura y por una vez no buscas algo que tape. Ahora quieres lucir en todo tu esplendor y esos blusones ideales llenos de estampados, con vuelo, que piden a gritos una pamela y una copa en la mano son lo que necesitas para estar ideal. Ya sea en tu casa, en la piscina de tu barrio, o en la playa a la que te hayas escapado.

Pesarse | iStock

Beneficios para tu salud de coger peso

Seguramente con el aumento de peso te digan que tienes mejor cara. No comer enfada y, la verdad, pasar hambre es el mal. Así que mira, sí, tienes mejor cara porque estás más feliz. Y si te sientes más feliz y contenta eso se refleja. Y las mejillas con chicha son una muestra de felicidad. Sí o sí.

Vas a comer mejor, sí. No quieres engordar más, quieres disfrutar de la comida. Quieres saborear todo y no odiar la hora de comer. Y eso lo has conseguido. Felicidades.

Vas a dormir mejor, con el estómago lleno siempre se duerme mejor, se piensa mejor, se descansa mejor. Y levantarte descansada es uno de los mejores placeres de la vida.

Se rinde más en el trabajo, tu cabeza puede pensar en más cosas que no sea el hambre que tienes. Así acaba de ganar menos dolores de cabeza y un trabajo más eficaz.

¿Ya te he dicho que el deseo sexual aumenta? Cuando estás más segura con tu cuerpo, tu mente también está más segura. Cuando no tienes hambre, estás más feliz. Cuando no todo es contar calorías, tu vida es más sencilla. Así que con haber cogido peso lo que has logrado también es renovar tu vida sexual. Estás segura de ti misma, de tu cuerpo, de lo que quieres, y eso también implica la parte sexual. Te conoces ahora más y te gusta compartirlo. Así que disfrútalo, porque una vida sexual mejor es siempre una meta a conseguir.

Publicidad